Foto: Jorge Alberto Mendoza

Biblioteca

Abren la puerta al conocimiento


Fue inaugurada oficialmente la nueva Biblioteca Pública de Jalisco Juan José Arreola. El fondo más grande del país, acervos especializados, hemeroteca, mapoteca, videoteca y diferentes servicios multimedia se ponen a disposición –y de manera gratuita– para todos. Se espera que hasta 50 mil usuarios al mes utilicen sus instalaciones
Por Mariana González
8 Octubre 2012

La espera terminó. Tuvieron que pasar siete años para que la nueva sede de la Biblioteca Pública de Jalisco Juan José Arreola abriera sus puertas.
Con sus seis pisos y más de un millón de libros, esta biblioteca, la más grande del occidente del país, será “una puerta abierta para todos” y una entrada “al conocimiento, la recreación, la educación y la cultura”, en palabras del presidente del fideicomiso del Centro Cultural Universitario, Raúl Padilla.
La nueva biblioteca se encuentra en uno de los dos edificios más importantes del CCU, en el núcleo Belenes, al lado del Auditorio Telmex y los centros universitarios de Ciencias Sociales y Humanidades y de Ciencias Económico Administrativas, en el que se ofrecerán espacios para las artes escénicas, la música, las ciencias ambientales, entre otras.

Incunables y otros tesoros
Dotada con acervos históricos y contemporáneos, mediateca, mapoteca y colecciones públicas y privadas, la biblioteca pública ofrecerá a los jaliscienses un área de literatura infantil y juvenil; un espacio para lenguas indígenas y para ciegos, cuyos ejemplares estarán en lenguaje braille; además de laboratorios, cafetería y restaurante.
Entre sus tesoros históricos se encuentran 15 títulos fechados entre 1450 y 1500, documentos de la Real Audiencia de la Nueva Galicia, manuscritos del fondo franciscano, dos mil 235 libros europeos impresos durante el siglo XVI, 238 volúmenes de códices facsimilares y primeros impresos mexicanos, entre éstos el periódico El Despertador Americano, editado por Miguel Hidalgo.
Algunos de estos ejemplares, perfectamente conservados, son el único testimonio con el que se cuenta de lenguas que existieron en el país, como la coahuilteca, ópata y teguima, por lo que esta colección fue declarada Memoria del mundo por la Unesco.
Sus fondos especiales, entre los mismos una colección de biblias, de tesauros y de leyes de Indias, han sido donados por particulares, diversas instituciones públicas y privadas, así como de gobiernos como el de Alemania, Francia y la región española de Cataluña.
Junto con la Biblioteca Nacional, este recinto contiene el patrimonio histórico más relevante del país al conservar 300 años de memoria histórica de Jalisco, del occidente y norte de México y del suroeste de Estados Unidos durante la colonia, destacó Padilla.
Por su diseño, su tecnología que garantiza la conservación de los documentos de más de 300 años, la diversidad de sus acervos y los servicios que ofrece, la biblioteca debe ser el modelo de las bibliotecas del siglo XXI en el país, consideró el presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, quien cortó el listón inaugural la semana pasada.
El mandatario recorrió los seis pisos del edificio. Protegido con un guante de látex para no dañar los documentos, Calderón Hinojosa hojeó algunos de los documentos más antiguos de la biblioteca y se dio tiempo para ser el primero en firmar el libro de visitantes.
Tras la explicación por parte de las autoridades universitarias, el presidente se mostró sorprendido porque la biblioteca ofrecerá también miles de películas y documentales de todos los tiempos y por el área infantil, donde se promoverá la lectura entre las nuevas generaciones.
“Es un hito de la cultura en Jalisco, pues permite la expresión, mejora los contenidos, fomenta el amor por la lectura y el apetito de conocimiento”.
“Tu lugar para saber. Tú lugar para aprender”, no es sólo el lema de este espacio universitario, sino la apuesta de la Universidad de Guadalajara “para garantizar el derecho a la información y al conocimiento para todos los ciudadanos”, señaló el Rector general, Marco Antonio Cortés Guardado.
Esto será posible al ofrecer instalaciones “dignas, modernas, vanguardistas y sustentables”, a las que niños, estudiantes, académicos, científicos y público en general del occidente del país podrán acercarse.
A lo largo de su historia y pese a las dos mudanzas tras el deterioro del viejo edificio ubicado en la avenida 16 de septiembre, la Biblioteca Pública es un referente para la generación de conocimiento.
“Las fuentes de información de este espacio han sido fuente de conocimientos y proyectos académicos y literarios que han enriquecido el programa cultural, científico y socioeconómico de la región”, explicó.
El Rector general destacó el apoyo de las autoridades municipales de Guadalajara y Zapopan, así como las estatales y federales, las que otorgaron recursos económicos a esta casa de estudios para terminar este proyecto.
En el recorrido y la ceremonia de inauguración estuvieron presentes el director de la biblioteca, Juan Manuel Durán; el arquitecto del proyecto, Mauricio de Font, así como rectores de centros universitarios y autoridades municipales, estatales y federales.
Quedan por afinar detalles mínimos de mobiliario y de seguridad, pero a partir del lunes 8 de octubre podrá ser visitada la biblioteca, de 8:00 hasta las 20:00 horas.
Con esto queda oficializada la apertura del más grande espacio de las letras, del conocimiento y de la información en el occidente del país.



Nota publicada en la edición 718


Otros temas de interés

12 / Febrero / 2018

18 / Enero / 2016

18 / Julio / 2014

17 / Junio / 2013

20 / Mayo / 2013

5 / Noviembre / 2012

15 / Marzo / 2010