Foto: Archivo

Fábrica de sonidos

Capturados a la primera escucha


Fábrica de sonidos, columna semanal dedicada a la música por Edgar Corona

Por Édgar Corona
30 Septiembre 2013

Hace una semana (en la sección Catalejo de la pasada edición) con el álbum Pull my hair back, de la canadiense Jessy Lanza, mencioné que son pocos los discos que sorprenden a la primera escucha, y sobre todo en estos tiempos, algo que más que una situación casual considero una fortuna, y una manera de aproximarse a la música sin demasiadas pretensiones, digámoslo así, “un impulso natural”. Seguramente a muchos les ha pasado. En el disco de Lanza, aunque en momentos abusa de efectos en la voz —un recurso que tal vez demande su estilo—, encontré un trabajo que ejerce atracción, básicamente por el acertado enlace entre el rhythm and blues, el down tempo y el dub. Puede que esta clasificación se escuche fría, descriptiva para las necesidades de la industria musical, aunque el resultado es un álbum envolvente, disfrutable, con el suficiente potencial para sobresalir por mérito propio.

La temporada de agradables sorpresas, de ese acto de “descubrir” producciones que consiguen engancharse en una primera escucha de inmediato, continúa, por lo tanto haré un par de recomendaciones. Seasons of your day, el nuevo disco de Mazzy Star, es uno de esos casos afortunados en su contenido musical, en su esencia más pura. Generalmente, cuando un músico tarda largo tiempo en editar alguna placa, pierde una parte del espíritu que lo constituye, que lo abriga en su trayectoria. Después de 17 años sin entrar a un estudio de grabación, la cantante Hope Sandoval y David Roback retornan con una producción que fascina por su delicadeza, por su elaborada sencillez, en el mejor sentido de la frase.

Sandoval y Roback recuperan, a pesar del transcurso de los años, el perfil que los identifica, un lado siempre íntimo, que también se atreve a renovarse, y que brinda una sensación de auténtica novedad.

Among my swan fue el último álbum de Mazzy Star, antes de ausentarse por este periodo de casi dos décadas. Durante esa pausa, Hope Sandoval editó los trabajos Bavarian fruit bread y Through the devil softly. Ambas grabaciones no se apartan de ese lado introspectivo, con el matiz psicodélico que envuelve a las composiciones de Sandoval; sin embargo, no ocurrió la misma repercusión que con su grupo de cabecera. La mancuerna entre Hope Sandoval y David Roback confirma su efectividad, más allá de lo que pueda significar un momento de reunión. Seasons of your day es un álbum con personalidad, repleto de canciones que consiguen capturar la atención por su frescura.

Siguiendo con las recomendaciones, en un giro que permite sacar provecho del acceso a la música en Internet, y conocer grupos de distintas latitudes, recientemente encontré el trabajo de la agrupación francesa La Femme. Ritmos que van desde la strange wave, cruzando por algunas evocaciones a Serge Gainsbourg y un toque preciso de psicodelia, además de una asociación de imagen hacia las películas de género B, son algunos de los componentes que dan forma a las canciones de este grupo originario de Biarritz, en París. Psycho tropical Berlin es la producción que significa oficialmente el debut de los franceses, anteriormente están editados un par de Eps: uno de título homónimo y otro con el nombre de Le podium. Psycho tropical Berlin es una de esas placas que, como comento, seducen desde que se escuchan por primera vez. Totalmente recomendable para quienes deseen desintoxicarse de los grupos repetitivos, aunque sea por unos instantes.



Nota publicada en la edición 761


Otros temas de interés