Foto: Archivo

Fábrica de sonidos

Israel, más allá del klezmer


Fábrica de Sonidos, columna semanal dedicada a la música por Edgar Corona

Por Édgar Corona
25 Noviembre 2013

Israel tiene una profunda y particular relación con la música. Desde hace algunas décadas la producción de este país se ha diversificado, tomando distintos caminos, algo que generó un cruce entre tradición y modernidad. El jazz, el rock, el pop y la electrónica se unen a los sonidos heredados a través de generaciones. Esta situación nos habla de una necesidad por establecer vínculos con un mercado internacional que cada día se vuelve más complejo, pero también es una señal sobre la relevancia que posee la música en una región de constante transformación política y social.    

Para brindarnos una aproximación hacia este panorama, el país invitado de honor a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) presentará una oferta de solistas y agrupaciones que son el manifiesto de su riqueza musical. Una oportunidad que pocas veces se volverá a repetir, y que será posible disfrutar en el foro ubicado en Expo Guadalajara, sitio que durante los días de la feria se convierte en un punto de encuentro que permite constatar la temperatura de esta plataforma.

Aunque la mayoría de estas propuestas son escasamente o nada conocidas en México, resultará interesante escuchar los ritmos que ofrecen grupos como Marsh Dondurma, una troupe de músicos que se distinguen por un estilo festivo, de inevitable contagio hacia el baile.

Presentaciones en la calle, y en escenarios de prestigio, entre los que sobresale el Festival de Jazz de Montreal, son la mejor prueba de que esta banda se entrega a todo tipo de público.       

Noa, cantante que ha logrado un crossover en el terreno del pop y el rock, representa otra de las propuestas atractivas del programa musical de la FIL. Participaciones con Khaled, Mira Awad, Joan Manuel Serrat, Sting y Stevie Wonder, constituyen el paso de una artista hacia un mercado que va más allá de Israel. Los discos  Eretz Shir y Noapolis (un homenaje a la música popular italiana), concentran una parte del espíritu de Noa.  

Dentro de esta selección de músicos, la agrupación más reconocida en México es Infected Mushroom, que después del boom que provocó el psytrance a principios de este siglo, tendrá la misión de encender el baile colectivo. Erez Aizen y Amit Duvdevani conforman este dúo de electrónica dura que ha visitado Guadalajara en diferentes ocasiones. Si hablamos del cruce entre lo tradicional y lo moderno, Infected Mushroom significa el grupo que lleva la bandera del último concepto, no sólo por la utilización de la música derivada de los sintetizadores, sino por la idea que concentra su estilo, que, más que una ruptura con el pasado, es una conjugación de elementos actuales con destellos de la cultura israelí. 

Uno de los objetivos de este tipo de conciertos en el marco de la feria es mostrar un abanico de propuestas musicales que se distingan por su calidad. Omer Avital es uno de los músicos que ha ganado renombre dentro del jazz, particularmente por su atrevimiento de traspasar fronteras con distintos estilos. El contrabajista desde pequeño sintió atracción por las canciones populares árabes y mediterráneas, algo que más tarde tendría efecto directo en sus composiciones. Suite of the East, uno de sus últimos trabajos, sintetiza bien el propósito de Omer Avital.  

La oferta para esta edición de la Feria Internacional de Libro se completa con la participación de Sheketak, Anajnu Veatem, Giora Feidman y Gitanes Blondes, Hadag Nahash, y The Young Professionals. Insisto, una oportunidad única para acercarse a los ritmos de Israel.



Nota publicada en la edición 769


Otros temas de interés

27 / Enero / 2014

20 / Enero / 2014

13 / Enero / 2014

6 / Enero / 2014

9 / Diciembre / 2013

18 / Noviembre / 2013

11 / Noviembre / 2013