Foto: Jorge Alberto Mendoza

Fábrica de sonidos

Del neofolk a la energía de Front 242


Fábrica de Sonidos, columna semanal dedicada a la música por Edgar Corona

Por Édgar Corona
27 Enero 2014

La temporada de conciertos inició con el pie derecho. Aunque Guadalajara ya tiene marcadas algunas fechas para lo que se presume será la agenda del primer trimestre del año, existen otras opciones en materia de conciertos en ciudades cercanas que vale la pena contemplar, algo que, por supuesto, no es común.

Así ocurrió con la presentación de Spiritual Front y Rome, proyectos europeos que se presentaron en León, Guanajuato, una ciudad que posee un público discreto (aunque fiel) para este tipo de agrupaciones de eminente corte underground.

Cubiertos por una atmósfera íntima, un escenario que permitió apreciar a estas dos propuestas musicales en su estado más puro, la velada devino en una agradable sesión dedicada al neofolk y el dark cabaret, estilos que tienen un toque hasta cierto punto romántico, aunque nunca abandonan ese lado cargado de drama. Spiritual Front, encabezado por el músico italiano Simone Salvatori, define bien su estilo: nihilist suicide pop.

No es la primera ocasión que tengo la oportunidad de apreciar el trabajo de Simone Salvatori, y puedo decir que su música conserva un trabajo fino, de gran calidad, que tiene sus raíces en la mejor música de cabaret. Sin embargo, el italiano no se limita e incorpora de manera acertada algunos destellos de pop que ayudan a dar respiros en los momentos más intensos. El resultado es una serie de canciones completamente disfrutables, que de muchas maneras nos conducen hacia terrenos insospechados, una especie de laberinto emocional.
Por su parte, Rome, el proyecto de Jerome Reuter, resultó toda una agradable sorpresa. Con guitarra acústica en mano, el músico demostró su habilidad para contagiar al público. Melodías de corte introspectivo, acompañadas por una potente voz, terminaron por convencerme, especialmente por su inquietante profundidad.

Para completar de la mejor manera el fin de semana musical, la presentación de Front 242 en Teatro Estudio Cavaret fue todo un agasajo para los antiguos y nuevos seguidores de la banda. Los belgas demostraron porqué han dejado huella en la música electrónica con canciones totalmente fortalecidas por nuevos arreglos. Inevitablemente, y por fortuna, todos los que estuvimos presentes nos entregamos al baile y a los irresistibles sonidos de Front 242, una banda que no permite que el transcurso del tiempo ahogue su trabajo.

Front 242 es la síntesis de lo que muchos conocemos como industrial, aunque el término siempre causa polémica entre los melómanos ortodoxos, pero que a pesar de esa controversia es permitido, básicamente porque define bien toda una época. Más allá de lo que vemos en la actualidad, “músicos” entregados casi por completo a sus laptops, Front 242 es un acto lleno de poder y vitalidad en el escenario. Canciones como “Welcome to Paradise” (prácticamente renovada en su totalidad) y “Headhunter” provocaron que los arrebatos se encendieran, siempre marcados por esas secuencias duras, que revisten la presentación del grupo en directo.

Un fin de semana intenso, de mucha música de primera línea, que hace pensar que este año tiene que ser (esperemos) imparable en materia de conciertos.



Nota publicada en la edición 775


Otros temas de interés

20 / Enero / 2014

13 / Enero / 2014

6 / Enero / 2014

9 / Diciembre / 2013

25 / Noviembre / 2013

18 / Noviembre / 2013

11 / Noviembre / 2013