Foto: Archivo

Ciencia y Seguido

Un camino certificado


Por Martha G. González Escobar
26 Mayo 2014

La responsabilidad social de la Universidad de Guadalajara le obliga a participar en su entorno económico y demográfico, en tanto que es productora de activos intelectuales, y tiene capacidad académica y administrativa para considerar la vinculación con empresas como un activo rentable, ya que tiene la cadena de producción completa: genera, protege, administra y transfiere conocimiento.

Además posee un considerable potencial para que los centros universitarios que integran la red registren productos y los coloquen en áreas de interés de la industria privada. Es indudable que los estudiantes y académicos producen regularmente resultados factibles de ser protegidos y comercializados.

Por ello gestionaron la autorización para que la Unidad de Vinculación y Difusión, adscrita a la Coordinación de Vinculación y Servicio Social, fuera certificada para funcionar como una instancia articuladora y, en la práctica, “ventanilla única” por dos años renovables, para funcionar como una oficina de transferencia del conocimiento, certificación que le fue otorgada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y la Secretaria de Economía.

Dentro de la estructura de la red universitaria existen diversas instancias y agentes especializados en procesos de STC. Simplemente se dará el proceso de articulación ya mencionado, para simplificar la representatividad de la UdeG ante instancias certificadoras.

Actualmente los resultados de proyectos de investigación y desarrollo (I+D) de la comunidad académica se traducen en productos, procesos, materiales o servicios que puedan ser comercializados, ya sea para generar nuevas empresas con base en dichos desarrollos o para incrementar la eficiencia o efectividad de los sectores industriales y la población.

Lo anterior presenta las perspectivas de que la oficina sea una semilla operativa y estratégica para el crecimiento continuo en materia administrativa-financiera-académica, dentro de la gestión de la propiedad intelectual y de la transferencia del conocimiento.

Actualmente se coordinan diversas instancias universitarias, con atención esencial a la normatividad, vinculación, recursos humanos, financiamiento, alianzas estratégicas, difusión, cultura, mercadotecnia y protección de la comercialización.

Con la certificación se fortalecerá el posicionamiento del liderazgo regional y nacional de la Universidad de Guadalajara en la materia. La mencionada instancia podrá concursar por apoyos de mediano o largo plazos del fondo: Finnova (Fondo Sectorial de Innovación), para promover el desarrollo y maduración de las OTC´s. Adicionalmente permitirá el acceso a fondos privados, como capitales semilla e inversionistas ángeles.

La Unidad de Vinculación y Difusión estará capacitada para proveer servicios de asesorías a otras organizaciones. Como referentes institucionales en materia de transferencia de tecnología, facilitará la creación de alianzas estratégicas mediante una amplia variedad de formatos: consorcios, fundaciones, etcétera.

Aumentarán las oportunidades de vinculación entre Universidad de Guadalajara y el sector privado al ofrecer servicios que harán factible la citada transferencia vía la consultoría, el licenciamiento y los denominados spinouts o spinoff -los productos generados al interior de la Universidad, que podrán recibir autorización para entrar en operatividad fuera de la Universidad-, previas regalías, y se establecerá un canal de intercambio para transformar los resultados de proyectos de investigación y desarrollo (I+D) en productos, procesos, materiales o servicios con posibilidades de comercialización, ya sea para generar nuevas empresas provenientes de dichos desarrollos o para incrementar la eficiencia o efectividad de algún sector industrial o poblacional.

Busca más...



Nota publicada en la edición 790


Otros temas de interés