Foto: José María Martínez

Arte urbano

Lienzos de la ciudad


La metrópoli, desde hace no mucho tiempo, se ha vestido con obras artísticas en sus muros que logran volverla otra de manera prodigiosa

Por Alfredo García Carrillo
6 Octubre 2014

Todo comienza en un boceto, transita por la creatividad y se desglosa en cada rasgo plasmado en los muros.

Los coloridos murales que actualmente visten distintos edificios de la ciudad son el resultado de una fusión que mezcla el talento, suficientes latas de aerosol y una gran ambición por perfeccionar una técnica que, actualmente, ha logrado revitalizar distintos inmuebles de la urbe. Esta oleada de trabajos tiene como objetivo generar el interés de los transeúntes, modificar el panorama y establecer tejidos culturales entre ciudadanos y artistas del grafiti.

Verdadera Realidad Social (VRS) es uno de los equipos o crews con mayor fuerza en Guadalajara y México, además de formar parte de las primeras camadas del grafiti que desde hace años decidieron hacer a un lado la ejecución de líneas sencillas, para perfeccionar una técnica que aún siguen puliendo en cada firma plasmada.

“En un principio comienzas en la calle y después te involucras al conocer gente de este medio. Hay  muchas personas que está haciendo esto. Hoy en día la misma gente que mira tu trabajo empieza a darle más aceptación”, explica Román Bravo “Rock”, integrante de VRS. “Hay  un montón de artistas plásticos que están entrando en el arte urbano, porque están tomando los espacios en la calle, mucha gente puede verlo como grafiti, pero no lo es, aunque existe un respeto entre los artistas y los representantes del arte urbano”.

Los integrantes comentan que hace más de una década la sociedad no reconocía las distintas muestras que ya se creaban en diferentes inmuebles de la ciudad, y coinciden en que la tecnología y la mercadotecnia han hecho una difusión en este “boom del grafiti” y de artistas urbanos, logrando mayor aceptación e inclusive generando la admiración en las personas mayores que ahora respetan su trabajo.

“Retén” es uno de los pioneros en este movimiento, y un ejemplo para sus compañeros de perseverancia en el mundo del grafiti, ya que comenzó hace más de veinte años y se dice motivado por las nuevas generaciones que lo incitan a plasmar sus ideas en las paredes de la ciudad, ya que nadie de su generación sigue pintando. Recuerda las situaciones que ha vivido, como aquella vez en la que hicieron “una manta para la inauguración de la avenida Juan Pablo II, y las señoras se acercaban para ofrecernos comida a todos, y eso fue lo mejor, tener ese contacto con la gente”. 

Javier Santana “Arre” es un diseñador e integrante de VRS; asegura que “las personas, y dependencias, observaron este trabajo y dijeron ¿esto es grafiti?, entonces de alguna manera a partir de ahí nos salió mucho trabajo. Llegamos a lugares a donde nunca pensamos. Me invitaron a participar en la obra de Periférico y Acueducto, que representa figuras geométricas abstractas en acción y movimiento que se establecieron según las dimensiones del muro”. “Arre” dice que “la mayoría de los comentarios son positivos, ya que causa alegría visualizar distinta la zona. Simplemente hay ocasiones en las que ese cambio de algo sucio por algo limpio genera alegría. La idea es cambiar la monotonía del transeúnte, cambiar el panorama, pienso en las personas, el arte puede reinsertar tejidos sociales y contribuir de manera directa e indirecta. Indirectamente por ejemplo un niño que mira la obra y años más tarde se encamina a esta sensación de la pintura y desprenderse a otros aspectos. La idea no es enseñar sino brindar opciones”.

Diego Armando “Drain” es uno de los integrantes que se mantiene gracias al grafiti de manera profesional, imparte talleres en la ciudad logrando concientizar a los más jóvenes sobre este boom, que en los últimos años ha visto un repunte en formaciones de técnica y mercadotecnia que genera el interés de varios.

Sus obras y colaboraciones abarcan desde Caliba, ubicado en la Avenida Revolución en su cruce con la Avenida Ramón Corona y su proyecto más ambicioso, la serpiente “Xiuhcóatl” (serpiente turquesa), una obra ubicada en Avenida Chapultepec y calle Libertad, en la colonia Americana.



Nota publicada en la edición 807


Otros temas de interés

24 / Julio / 2017

15 / Junio / 2015

24 / Junio / 2013