Foto: Archivo

Escenario

Un cabaret cáustico


¡Ay Guadalajara hermosa! (quiero decirte una cosa) ofrecerá funciones los sábados y domingos de octubre y noviembre a las 18:00 horas y 20:30 horas, respectivamente

Por Édgar Corona
6 Octubre 2014

Cubierta por el género del cabaret, ¡Ay Guadalajara hermosa! (quiero decirte una cosa), revista musical dirigida por Tito Vasconcelos, efectúa funciones durante octubre y noviembre en el Teatro Vivian Blumenthal. El proyecto surge del taller para actores que impartió Vasconcelos, y que pertenece al programa de especialización artística “Radar artes escénicas”, de Cultura UDG.

El humor y la ironía representan los hilos conductores de esta producción que recurre a la música de Kurt Weill y añade cuplés de principios del siglo XX. Entre la tradición y la actualidad, la trama de esta obra está dividida en sketches que tratan distintos temas relacionados con la visión popular de Guadalajara (muchas veces delimitada por un sector o círculo), algunos de sus estereotipos y representaciones en el imaginario colectivo.

Mario Iván Cervantes, actor de la puesta en escena, explica que la estructura del espectáculo está basada en el protagonista principalmente: “El personaje juega con el público, interactúa con los demás actores. Todo ocurre a través de la improvisación, que es una de las partes importantes que nos dejó el taller. En la representación no hay un libreto, una dramaturgia definida, todo se va construyendo en la escena”.

Respecto a su desempeño como actor, Cervantes dice: “Interpreto varios personajes: salgo en el primer sketch como mariachi gay, en otro como anarquista y también como funcionario público. Todos los actores interpretamos varios personajes”.

El miedo muchas veces nos conduce a la ridiculización de hechos y situaciones. Sobre este tema, Mario Iván Cervantes opina: “Nos reímos de aquellas cosas que son tabú, que nos dan miedo, pero sobre todo de cosas que son dolorosas. Enfrentamos esa realidad a través del humor. La capacidad de reírse de uno mismo, y de lo que pasa, puede llevar a sobrepasar alguna cosa”.

Para la construcción de los personajes se utilizó la investigación de campo, especialmente la observación. El propósito fue generar una aproximación a los comportamientos y las actitudes que caracterizan a distintas personalidades y sectores de Guadalajara.

“Tito Vasconcelos nos dijo: van a observar un personaje que les llame la atención, y sobre éste van a realizar su sketch. Cada uno de los actores desarrolló las características físicas, sociales y morales del personaje. Así fue como descubrimos si tenía coherencia o no, lo que propusimos como actores. Finalmente lo que nos dejó el taller fue ponernos en acción, funcionar en las improvisaciones y actuar entre los integrantes del equipo”.



Nota publicada en la edición 807


Otros temas de interés

5 / Febrero / 2018

4 / Diciembre / 2017

6 / Marzo / 2017

3 / Octubre / 2016

17 / Noviembre / 2014

22 / Septiembre / 2014

1 / Septiembre / 2014