Foto: Archivo

Entrevista

Dante Haro Reyes


Si le va bien a las instituciones todos vamos a mejorar

Por Julio Ríos
7 Septiembre 2015

Capacitar y sensibilizar a los diferentes actores involucrados en la procuración de justicia e investigación criminal, es el gran reto que asume Dante Haro Reyes, investigador de la Universidad de Guadalajara, al ser nombrado como nuevo Fiscal de Derechos Humanos en la Fiscalía General del Estado.

“El principal desafío es darle las herramientas y capacitar a todos los operadores de la Fiscalía, en el manejo y sobre todo  el respeto a los derechos humanos. Ese es el primero. Luego vienen las diferentes fases. A las víctimas de los ilícitos hay que protegerlos, y a los ofendidos, a los testigos. Todo eso debe ser muy claro y darle atención muy propia a todas las familias que sufren esa situación y con un trato más humano”, detalla en entrevista.

Aclara que la sensibilización no sólo se limita a los elementos policiacos, sino también a los que trabajan en la procuración de justicia en Fiscalía Central, a quienes realizan labores de prevención y a quienes laboran en el sistema penitenciario.

Usted ha sido un personaje muy crítico de la Fiscalía. ¿Por qué aceptar esta responsabilidad?
Hace 24 meses acepté ser presidente del Consejo Consultivo de Seguridad Ciudadana de Guadalajara, un cargo honorífico, del cual me enorgullezco porque tuve contacto con la comunidad, con la sociedad y veo que es muy necesario pasar de la trinchera de la investigación y de los libros a la práctica. En ese sentido es un gran reto y una obligación moral y ética que yo tengo con mi país, con mi estado, con mi ciudad, para aportar el talento que pueda tener para mejorar las cosas. Lo tomo como un reconocimiento de que en la propuesta que hacíamos hay algo de razón para trabajar. Con los nuevos cambios en la Fiscalía se ha refrescado la situación. Realmente se quiere cambiar. El hecho de que yo sin pertenecer a ningún partido político, siendo un académico, crítico, me hayan invitado, da un buen mensaje que hay voluntad de cambiar esto y en congruencia tenía que aceptar ese reto.

¿Qué le externó el Fiscal Eduardo Almaguer al invitarlo? ¿Cómo se da el acercamiento?
Yo coincidía con él en foros. Teníamos debates, teníamos la participación en diferentes trincheras y en ese debate se dan cuenta que efectivamente hay la necesidad, y en esa apertura de querer cambiar las cosas de raíz es como se da la petición de integrarme a este reto. Al final de cuentas estamos en el mismo barco, si le va bien a las instituciones todos vamos a mejorar. La participación de la sociedad civil y de las universidades para resolver problemas junto a las instituciones gubernamentales es la mejor forma de salir adelante. Esa es mi visión y eso me motivó a aceptar el reto. Me preocupan los temas de feminicidios, de desaparecidos, de tortura, de derechos humanos, quiero aportar a que esto cambie.

¿Cómo garantizar el respeto a los derechos humanos en medio de una guerra cruda contra la delincuencia?
Esto es fundamental. Los protocolos de uso de la fuerza, los protocolos de uso de armas letales, el respeto irrestricto a los derechos humanos. Hay que distinguir entre delincuencia organizada y delincuencia del fuero común. Hay mucho por hacer, pero no puedes exigirle a alguien que haga algo que no conoce y a los elementos hay que darles las herramientas de conocimiento para que hagan bien su trabajo, devolviendo a las víctimas y a la ciudadanía el trato humano que se merecen.

Hablando de las víctimas, hay una ley, apenas hace poco se instaló la Comisión de Atención a Víctimas, pero faltan cosas por aterrizar.

Es algo de lo que estaremos pendientes. Una de las facultades de esta Fiscalía de Derechos Humanos es otorgar las recomendaciones al Fiscal General para que a través de él pueda plasmarse y exista lo que nosotros llamamos carreteras, para que se hagan realidad estas ideas que plasmó el legislador.

Una de las premisas que usted ha enarbolado es la de la participación ciudadana en temas de seguridad ¿Ese será su sello?
Totalmente. Esa es una premisa que seguiré apoyando y es una de las formas en la que estamos convencidos, garantizar una participación ciudadana en este sentido.



Nota publicada en la edición 848


Infografía




Otros temas de interés