Foto: Revista Ecos: voces que trascienden

Entrevista

Sarah Corona


Somos hijos de diferentes libros de texto

Por Víctor Rivera
25 Enero 2016

En el México de hoy, diferentes generaciones educadas por diferentes libros de texto, conviven entre sí. Para la investigadora del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), Sarah Corona Berkin, el material que sirvió para extender la cobertura de educación básica es un acierto que puede caracterizar a México en el mundo. Sin embargo, el programa demanda otro tipo de características, por ejemplo, las implementaciones de —por lo menos— tres reformas que han propiciado variantes diversas en el producto final, que ha sido una herramienta primordial para encaminar la educación pública del país.

Estas investigaciones fueron reunidas en el trabajo publicado en el sello editorial Siglo XXI, con el título de La asignatura ciudadana en las cuatro grandes reformas del LTG en México (1959-2010). Este recuento analiza la distribución del libro de texto gratuito, el que ha impactado de forma diversa a los mexicanos como alumnos, según los programas y planes de estudio de cada momento histórico, en atención a las reformas en los libros de texto gratuitos (LTG) y las necesidades políticas, sociales y culturales del país.

La especialista de la UdeG dice que es importante dar vida a un debate que propicie una nueva reforma a los libros y que mejore la educación básica, para atender a temas pendientes en la formación de los alumnos, como los aspectos ciudadanía, identidad mexicana, multiculturalidad, entre otras áreas que Corona Berkin considera importantes.

¿Cómo califica usted el programa implementado en 1959 en los LTG?
Pienso que es un gran acierto el del libro de texto gratuito. Espero que siga vigente. Es único en el mundo lo que ha hecho este país con los LTG. Por eso lo subrayo y lo defiendo. En mi texto analizamos la responsabilidad enorme del libro. Eso significa comunicación ciudadana y la razón de ser del título del texto. Porque creo que en el fondo, esa es la arista que queda pendiente: la educación ciudadana. Pienso que todas las materias implementadas en la educación básica deberían estar atravesadas por la educación ciudadana. Para eso hay que tener una idea de qué significa para nosotros vivir en el espacio público, que es la gran responsabilidad de desarrollar este programa para que reúna todas las voces.

¿Qué trató de mostrar con esta recolección y análisis históricos?
Todos convivimos en este México de hoy. Somos hijos de diferentes libros de texto, pero seguimos siendo hijos de libros de texto. Me parece que es importante que se subraye. Creo que eso es lo que traté de mostrar en el libro: que a través de distintos padres, o sea diferentes momentos del libro de texto, todos los mexicanos, a partir de cierta generación, nos identificamos a través de una época. Todos somos parte de alguna de esas cuatro grandes reformas del libro de texto.

¿Qué importancia tienen los LTG frente a las nuevas tecnologías?
Si las tendencias van a que todos los contenidos estén en virtual, hay que entrarle, pero hay que ver en realidad cuántos niños están conectados a internet. Aunque les regalen las tablets a algunos y se rieguen señales WI-FI en todas las plazas públicas, la realidad es que eso no es suficiente. No estamos conectados al 100 por ciento. Otra cosa es analizar quiénes hacen los programas de telesecundaria, enciclomedia… Yo lo he visto: hay telesecundarias que no tienen televisión. Enciclomedia costó 25 mil millones de pesos y en un par de años fracasó. Nunca sirvió, o sea, no está tan fácil. Con toda esta publicidad de pantallas, lo único que se fomenta es el ocio, pero el ocio comercial de consumo.

¿Piensa que no deben desaparecer los LTG?
Por el momento no veo que deban desaparecer los libros en papel en el sistema educativo, por el alcance que sí tiene el papel, porque en lo digital no lo han sabido hacer. Creo que falta trabajo e investigación. También debemos ver las modificaciones pedagógicas en el maestro, porque el niño no va a aprender solo frente a la pantalla.



Nota publicada en la edición 865


Otros temas de interés