Foto: Archivo

Reconocimiento

Una noche en el Telmex


Con la presencia de sus protagonistas, como cada año en este recinto, se inauguraron el pasado viernes las actividades del Festival Internacional de Cine en Guadalajara

Por Julio Ríos / Omar Magaña
7 Marzo 2016

“Estás viejo cuando te dicen: qué bonitos zapatos de cocodrilo. ¡Y estás descalzo! (.....) Yo no estoy viejo. Estoy contento de recibir este premio”. Con estas frases Alfonso Arau recibió el Mayahuel de Plata a la trayectoria en la ceremonia inaugural del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, que abrió su edición número 31.

De ser un estudiante de medicina, Alfonso Arau saltó a la pantalla grande. Ésta le quedó chica y se saltó del otro lado de la cámara para dirigirla. Angélica Aragón dijo que Arau pavimentó el camino a los realizadores que están siendo reconocidos internacionalmente. “Yo vi cómo Arau les abrió el camino a ‘El Chivo’ Lubezki y Rodrigo García. A los que hoy se colocaron en el primer mundo del cine”, explicó antes de entregar el Mayahuel al actor y director, quien estuvo acompañado de su hijo Fernando Arau.

“Quisiera que mis palabras de reconocimiento comenzaran con una frase que los políticos no pueden decir en sus discursos: ‘Me siento muy honrado’”, soltó Alfonso Arau arrancando carcajadas.

Asimismo, el autor de The making of a movie star y prolífico actor, Tab Hunter, quien en pantalla enamoró a Sophia Loren, recibió de manos de Victoria Abril el Premio Maguey. “Estoy profundamente agradecido. De corazón”, señaló el estadounidense en un breve mensaje.

Al dar inicio a la ceremonia, el presidente del Patronato del FICG, Raúl Padilla López, detalló que el Festival contará con la participación de dos mil protagonistas de la industria fílmica, con la exhibición de trecientas películas en diversas locaciones de la Zona Metropolitana de Guadalajara y Puerto Vallarta, y que este Festival de nuevo congregará a grandes figuras de la cinematografía mundial.

Jorge Sánchez Sosa, director del Instituto Mexicano de Cinematografía, explicó que participan con varias películas realizadas gracias a estímulos fiscales.  “Para el Premio Mezcal, participan dieciséis largometrajes y estamos presentes en once de ellos”, apuntó.

El Rector General de la UdeG, Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, en su video-mensaje señaló que el FICG regresa al Centro de la ciudad, pues las actividades se realizarán en el Museo de las Artes y el Cineforo.

El embajador de Suiza en México, Louis-José Touron, afirmó que en 2016 se cumplen setenta años de relación diplomática entre ambos países y este tipo de actividades del FICG fortalecen esos vínculos. “En total están alrededor de veinte cineastas suizos”.

Se contó con una participación musical con ritmos jazzeros y arrabaleros que corrió a cargo del grupo Troker, acompañado por Cecilia Toussaint.

Al final de la ceremonia, para arrancar las galas del Festival, se proyectó Heidi, la película suiza más taquillera de la historia, basada en una novela dieciochesca y dirigida por Alain Gsponer. “Cuando vean esta historia piensen en la gente que se vio forzada a dejar sus hogares”, dijo el director del filme.

Previo a la ceremonia se realizó la tradicional alfombra roja en la que se vieron estrellas como Victoria Abril, Angélica Aragón, Arcelia Ramírez, Gabriel Retes, Eduardo Noriega y Nailea Norvind, entre otros.


 

El mexicano global
Alfonso Arau
Mayahuel de Plata

Iván Trujillo Bolio, director del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, reconoció hace unos días la deuda que el encuentro fílmico tenía con Alfonso Arau, cineasta incansable que ha construido puentes entre la cinematografía mexicana y Hollywood.

En la presentación que el FICG ha hecho del homenaje nacional de su edición 31, es el mismo Arau quien en una narración en primera persona revela cómo trascendió de extra a profesional de primera línea en las artes cinematográficas, donde se desempeña como escritor, productor, director y actor.

Reconocido por el gran público gracias al éxito rotundo de la película Como agua para chocolate (1992), Arau ha erigido, no obstante, una carrera robusta entre México y Estados Unidos obteniendo con ello seis premios Ariel, entre otros reconocimientos internacionales.

Él mismo se declara como un promotor de las producciones mexicanas y enfatiza en la necesidad de crear un cine capaz de conectar con lo local y de abrirse camino en lo global. “Hay que hacer películas para el mundo”, puntualiza en su presentación ante el FICG.

 

En sus cincuenta como en sus veinte
Antonio Banderas
Mayahuel al
Cine Iberoamericano

La edición mexicana de la revista ¡HOLA! ha entregado lo que puede convertirse en la descripción más intimista, pero a la vez más completa de Antonio Banderas, en quien quedó depositado el Mayahuel al Cine Iberoamericano.

“Actúa, estudia diseño de moda, escribe poemas, compone música y se da tiempo de crear una nueva fragancia para la mujer”, suscribe la publicación.

El malagueño presenta a sus cincuenta y cinco años la vitalidad de sus veinte, cuando también jugaba al soccer, pero también es cierto que le ha llegado el momento de asumir roles actorales que potencialicen su madurez y sus tablas en el cine de grandes ligas. El Banderas, quien se hizo con uno de los máximos reconocimientos del FICG, tuvo como último encargo representar nada más ni nada menos que a una de las figuras más importantes de las artes: el inmortal Pablo Picasso. Sirva esto de resumen para un hombre que ha hecho de todo, que ha sido tanto Zorro como minero, y tiene aún el ímpetu para continuar en la conquista perenne del mundo, los premios, la vida misma.

 

El actor sui generis
Ron Perlman
Mayahuel a la Trayectoria Actoral

El FICG ha sabido reconocer las dotes de un actor que aun no teniendo su nombre inscrito en la primera fila de las celebridades creadas en Hollywood, sigue impactando en la industria del cine aprovechando las cualidades que lo distancian del resto y que, incluso, lo constituyen como un elemento sui generis en el ámbito.

Para nadie es desconocida la amistad de largo aliento que sostiene con el director tapatío Guillermo del Toro, con quien realizó Cronos en 1993, Hellboy en 2004 y secuela Hellboy II: el ejército dorado en 2008.

El homenajeado, destaca el FICG, ha sorprendido a la crítica desde sus primeros papeles, realizados cuando la década de los ochenta despuntaba y se ha hecho de una base de fans que se han conmocionado con su expresividad, su voz y su mirada.



Nota publicada en la edición 871


Video


Otros temas de interés

13 / Noviembre / 2017

18 / Abril / 2016

7 / Diciembre / 2015

23 / Noviembre / 2015

2 / Noviembre / 2015

24 / Noviembre / 2014

3 / Septiembre / 2012