Foto:

Enfoques

Zambrano Villa el presidente ganador de Leones Negros


Por Raúl de la Cruz
10 Octubre 2016

Al arquitecto Jorge Enrique Zambrano Villa lo conocí como presidente de los Leones Negros desde su primera etapa. Fue un hombre importante en la organización. Desde que se formó la primera Comisión, Zambrano Villa, como tesorero, fue parte sustancial. El viernes 22 de agosto de 1972 se signa el acta que integra la nueva directiva. Siendo tesorero del equipo y Secretario General de la Universidad por instrucciones del entonces rector Rafael García de Quevedo, fue quien negoció la compra de la franquicia del equipo de futbol Diablos Blancos del Torreón. Con las indicaciones precisas del rector: “Solamente dispones de tres millones de pesos para comprarla, ni un centavo más”.

Me contó el arquitecto: “Ya con la cita viajé a Torreón. En el aeropuerto me esperaba Juan Abusai, propietario de la franquicia. Nos trasladamos a su oficina. Ahí negociamos hasta como a las dos de la mañana hasta que en un momento dado me dice: ya platicamos, estoy de acuerdo con su interés pero te advierto que no te voy hacer ningún descuento. La franquicia cuesta tres millones de pesos con todo el equipo. Ante esa situación acepté el monto. Trato hecho, nos dimos la mano y al siguiente día me presentó en el campo de juego con jugadores y cuerpo técnico”.

Esta operación fue el 21 de mayo de 1974. El rector Rafael García de Quevedo anunció ante la comunidad universitaria y los medios de comunicación la compra de la franquicia de Torreón, y en el mismo acto nombra como presidente de la Comisión Administrativa del equipo de Futbol de la UdeG a Jorge Enrique Zambrano Villa. Entonces inicia la auténtica historia de los Leones Negros, ya que fue quién contrató al primer entrenador, José Gómez Nogueira; a los legendarios jugadores Belarmino de Almeida Junior Nené, Roberto da Silva, Eusebio y Jair.

Por sus múltiples ocupaciones deja el equipo en 1978 con dos subcampeonatos pero regresa en 1990, cuando Raúl Padilla López asume la rectoría. Fiel a su costumbre realiza una serie de modificaciones: contrata a Alberto Guerra y logra el primer título oficial para el equipo con la obtención del Torneo de Copa el 23 de enero de 1991. Antes había conseguido el subcampeonato durante la gran final contra Puebla celebrada el 23 de mayo de 1990. Luego de una ausencia de 20 años, los Leones Negros regresan en el 2009 en la División de Ascenso siendo de nueva cuenta él presidente del equipo. Con bastantes limitaciones designa al Cayo Díaz como técnico y ahí se inicia la reciente historia del equipo. Descanse en paz, el universitario, el directivo de futbol… Mi querido Arqui…



Nota publicada en la edición 898


Otros temas de interés

11 / Septiembre / 2017

28 / Agosto / 2017

14 / Agosto / 2017

19 / Junio / 2017

5 / Junio / 2017

22 / Mayo / 2017

24 / Abril / 2017