Foto: Cortesía

Costa Sur

Amenazas a los arrecifes del Pacífico


Alumna del CUCSur investiga cómo afectan los fenómenos meteorológicos a los corales de Tenacatita y Punta Carrizales. Con una presentación de su trabajo de tesis, recibió un reconocimiento de la Asociación de Oceanólogos de México A.C.

Por Karina Alatorre
24 Octubre 2016

Los arrecifes coralinos de las playas de Tenacatita (Jalisco) y Punta Carrizales (Colima), enfrentan diversas amenazas que los afectan y mantienen en constante riesgo; entre éstas se encuentran fenómenos naturales como “El Niño” y el huracán Patricia, ocurrido en octubre de 2015.

Los efectos de estos fenómenos fueron documentados por la estudiante de Biología Marina del Centro Universitario de la Costa Sur, Miriam Citlalli Valle Figueroa, quien desde hace casi un año estudia los corales como parte de su trabajo de tesis de licenciatura.

La alumna del noveno semestre encontró que el aumento de la temperatura del agua en estas regiones —provocada por el fenómeno de “El Niño” en 2015—, causó un blanqueo en los corales. Se trata de una afectación a su proceso de simbiosis, originado por un período de estrés que puede llegar a causar su muerte.

Para el trabajo de campo Valle Figueroa fue apoyada por investigadores y alumnos de la carrera, con quienes realizó  jornadas de buceo sobre los arrecifes de las que se obtuvieron 296 fotografías con una cobertura de coral del 90 por ciento en Tenacatita y del 55 por ciento en Carrizales.

“En ambos arrecifes descubrimos numerosas colonias de corales blanqueadas por efecto del calentamiento anómalo del agua del mar. Los resultados preliminares permiten una estimación de un 40 y un 65 por ciento de blanqueamiento para Tenacatita y Carrizales, respectivamente”, comentó Miriam Valle, originaria de Baja California.

Explicó que observaron “cabezas de coral totalmente rotas y volteadas, hasta pequeños fragmentos de coral rotos, y que esto ocurrió más en Tenacatita, ya que el huracán Patricia tocó tierra más cerca de esta localidad”.

La investigación también permitió detectar daños en las estructuras de los arrecifes que fueron causados por el fuerte oleaje que produjo el huracán categoría cinco.

Al deterioro provocado por los fenómenos naturales se suma el generado por la actividad del ser humano, pues de acuerdo con la alumna, en sus visitas a los arrecifes pudieron identificar problemas como la contaminación y el poco cuidado de los turistas que visitan estos sitios.

También refirió que en ocasiones los responsables de botes y lanchas usadas para llegar a los arrecifes no tienen precaución y anclan justo en las zonas de corales.

“Ahora que Tenacatita ya está abierta al público otra vez, hay mucha basura, además la gente que va se lleva el coral, no hay vigilancia; Carrizales no es tan concurrido porque sólo se llega en embarcaciones”.

Miriam Valle explicó que los arrecifes de coral son importantes en el ecosistema marino, ya que muchas especies encuentran en ellos alimento y refugio. “Además tienen relevancia para la economía, porque son lugares turísticos si los cuidamos debidamente”.

Reconocen su trabajo
Con los resultados preliminares de su trabajo de tesis, Miriam Citlalli Valle obtuvo el segundo lugar en el Premio Nacional de Oceanografía Pedro Mercado Sánchez, en la categoría de presentación oral de licenciatura.

Éste es otorgado por la Asociación de Oceanólogos de México A.C. (ASOCEAN), en el marco del XIX Congreso Nacional de Oceanografía celebrado en septiembre en el Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Su trabajo “Efecto del fenómeno ‘El Niño’ 2015 y el huracán Patricia sobre los arrecifes coralinos de Tenacatita y Carrizales, Pacífico tropical mexicano”, se desarrolla bajo la dirección de Jesús Emilio Michel Morfín, investigador del Departamento de Estudios para el Desarrollo Sustentable de Zonas Costeras, del CUCSur.

Los resultados finales del proyecto estarán listos una vez que concluya la fase de investigación, programada de noviembre 2015 a noviembre de 2016. Con este reconocimiento, Miriam Valle confía en que más alumnos se atrevan a realizar investigación y a participar en este tipo de convocatorias.

“Es necesario para que la investigación no quede en las cuatro paredes de la universidad. Aunque algunos por el tema de la economía no se animan, pero sí se puede”.



Ahora que Tenacatita ya está abierta al público otra vez, hay mucha basura, además la gente que va se lleva el coral, no hay vigilancia
Nota publicada en la edición 900


Otros temas de interés