Foto: José María Martínez

Aniversario

Reconocen a integrantes del Ballet Folclórico


A sus cincuenta años, de la compañía de baile universitaria destacan doscientas giras mundiales en cinco continentes

Por Martha Eva Loera
21 Noviembre 2016

En una ceremonia realizada en el Paraninfo Enrique Díaz de León la noche del pasado miércoles, se entregaron reconocimientos a ciento treinta y cinco integrantes del Ballet Folclórico de la Universidad de Guadalajara con motivo de su cincuenta aniversario.

Se destacó el trabajo de quienes han dirigido el ballet, nacido en 1966 cuando Ignacio Maciel Salcedo, entonces rector de la Universidad, formalizó su creación. Entre ellos reconocieron al arquitecto Daniel González Romero, el escultor y coreógrafo Rafael Zamarripa, y el profesor Carlos Ochoa, quien lo dirige desde hace más de treinta años.

Éste expresó su orgullo por pertenecer al ballet como bailarín, utilero, escenógrafo, asistente y director. Además, resaltó el trabajo de la compañía conformada por “universitarios talentosos y entusiastas”.

Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, Rector General de esta Casa de Estudio, quien presidió la ceremonia, dijo que es importante que el Ballet Folclórico de la Universidad de Guadalajara busque mayor vinculación con los programas de Antropología, Etnomusicología, Historia, Diseño y Artes Visuales para elaborar trabajos multidisciplinarios que enriquezcan la producción coreográfica.

 Bravo Padilla exhortó a los miembros del ballet a continuar con investigaciones sobre las expresiones folclóricas del país y a documentar sus hallazgos para lograr más innovaciones dancísticas.

 Destacó que el ballet es la iniciativa de difusión cultural vigente con mayor trayectoria en la Universidad de Guadalajara, dedicada a la difusión y preservación de las tradiciones culturales mexicanas a través de la música y la danza.

 En la ceremonia también se reconoció a Melitón Salas y Emilio Pulido, fallecidos fundadores de la compañía de baile; a Víctor Manuel Amaral, director del coro por más de cuarenta años; y a Fernando Delgadillo López (1950-2016), quien fue subdirector, primer bailarín, además de responsable del grupo residente e investigador del folclor nacional.

 Actualmente el ballet está compuesto por dieciséis parejas que integran la compañía oficial; catorce parejas, el grupo de residentes; y un coro con treinta voces; así como por un equipo técnico de iluminación; coordinación, taller y diseño de vestuario; grupos musicales, entre otros.

 Cada baile, vestuario, pieza musical e instrumentos que se utilizan en las diversas interpretaciones son representativos de las regiones de México. Destacan los bailables de Jalisco, con los cuales cierran cada presentación.

 Desde 1968, el ballet tiene como sede principal el Teatro Degollado. En su trayectoria se han realizado doscientas giras mundiales en cinco continentes, la visita a treinta países —entre estos Alemania, Inglaterra, Francia, Suiza, Israel, Portugal, Rusia, Venezuela, Chile, Canadá, Estados Unidos, Australia, Japón, India, Brasil y Colombia— y ha tenido a diez millones de espectadores en todo el mundo.



Nota publicada en la edición 904


Video


Otros temas de interés