Foto: Archivo

Costa Sur

Debatieron sobre el “Antropoceno”


En esta época definida por el impacto del humano en el ambiente, cobran relevancia coloquios de especialistas sobre el tema, como el que el CUCSur organizó en la FIL

Por Karina Alatorre
5 Diciembre 2016

Los efectos negativos que la actividad humana ha provocado en el medio ambiente a nivel global, como el cambio climático y la pérdida de la biodiversidad, fueron los temas de discusión durante el VI Coloquio Internacional Biodiversidad, Recursos Naturales y Sociedad, que organizó el Centro Universitario de la Costa Sur (CUCSur), en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

“Se trata de una nueva época biológica, que se caracteriza por el impacto humano en el planeta que vivimos, bautizada por Paul Crutzen como Antropoceno, y en el coloquio hablamos sobre ésta y la importancia de la investigación ecológica y la conservación en estos tiempos”, dijo Enrique Jardel Peláez, profesor investigador del Departamento de Ecología y Recursos Naturales (DERN), del CUCSur, y coordinador del coloquio.

Otro de los fenómenos analizados fue el de los tecnofósiles, que son residuos de plástico, aluminio, cemento y otros generados por el ser humano, los cuales terminan generalmente en el fondo del mar o acumulados en algunos puntos de la Tierra.

En el coloquio participaron especialistas como Gonzalo Halffter, investigador nacional emérito del Instituto de Ecología, A.C.; Exequiel Ezcurra, director del Programa México-Estados Unidos de la Universidad de California-Riverside; Alfredo Ortega Rubio, investigador del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (CIBNOR), en Baja California Sur; Sergio Graf Montero, profesor investigador del DERN, quien colabora con el Instituto de Innovación y Gobernanza de la Universidad de Guadalajara, además del profesor Enrique Jardel, quien fungió como moderador.

Durante el encuentro fue entregado el reconocimiento Sociedad y Territorio “José Antonio Alzate”, al investigador Gonzalo Halffter Salas, por su trayectoria como científico y conservacionista, quien ha destacado internacionalmente por sus contribuciones científicas en los campos de la entomología, la biogeografía, la etología y la ecología.

Halffter impulsó la creación de las primeras reservas de la biósfera en México: Mapimí y La Michilía en Durango, y Montes Azules en Chiapas. Además participó como asesor en el establecimiento de la Reserva de la Biósfera Sierra de Manantlán, en Jalisco y Colima. Como profesor ha formado a numerosos biólogos y ecólogos mexicanos.

“Durante años ha colaborado con la Universidad de Guadalajara en aspectos de conservación y de investigación. Además es doctor Honoris Causa por esta Casa de Estudio”, comentó Jardel Peláez.

El galardonado se ha desempeñado en distintos cargos, como director del Museo de Historia Natural de la Ciudad de México, director adjunto de Desarrollo Científico del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), presidente del Consejo Internacional de Coordinación del Programa MAB-UNESCO en varias ocasiones, presidente del Comité Mexicano del Programa MAB-UNESCO y presidente del Consejo Nacional de Áreas Protegidas de México.

El coordinador del coloquio explicó que el nombre del reconocimiento ha sido distinto en cada edición, ya que se le da el de algún destacado naturalista, ecólogo o conservacionista originario del país invitado de honor de la feria. “En este año que el invitado es América Latina, aprovechamos para elegir a un mexicano: José Antonio Alzate, quien desde el siglo XVIII hizo un análisis importante de lo que podrían ser las consecuencias de la deforestación y desecación de los lagos en el Valle de México, así como del impacto humano sobre el entorno ecológico”.

El especialista del CUCSur mencionó que en México existen muchos foros dedicados al análisis de temas relacionados con medio ambiente y recursos naturales. Sin embargo, destacó la importancia de este coloquio por su alcance y la apertura que tiene para que los asistentes puedan comprender los diversos tópicos.

“Casi al mismo tiempo que el coloquio y la FIL, tuvimos una reunión internacional en Cancún, pero este es uno de los pocos espacios pensados para discutir estos temas para un público amplio y no especializado. Sabemos que los asistentes a la feria son estudiantes”.



Nota publicada en la edición 906


Otros temas de interés