Foto: Leones Negros

Leones Negros

La deuda por saldar de Leones Negros


Con un buen inicio de temporada, el equipo está dejando atrás el fantasma de la mala actuación del torneo pasado. El estado anímico es excelente y hay motivación para buscar la liguilla

Por Laura Sepúlveda Velázquez
23 Enero 2016

Los Leones Negros iniciaron su participación en el torneo Clausura 2017, renovados, con una nueva mentalidad, adaptados cada vez más al sistema del entrenador y olvidando lo realizado durante el torneo anterior.

Con el impulso anímico que le dan hasta el momento dos victorias en casa, sector en el que la temporada pasada quedaron en deuda con la afición, los universitarios trabajan para cumplir el primer objetivo: clasificar a la liguilla, para posteriormente pelear por el campeonato.

El timonel universitario, Joel Sánchez, dijo que el actual torneo ha sido diferente a lo que vivieron el semestre anterior, ya que el equipo está más asentado, maduro, con más aprendizaje, y considera que va por buen camino, aunque todavía falta mucho para saldar la deuda que tiene con la afición.

Expresó que sumar dos victorias en casa ha sido un impulso en todos los aspectos, porque el equipo ha sabido mantener el cero atrás y ha sido solvente para sacar resultados.

“El plantel va a ir mejorando. Todavía no estamos a plenitud. De hecho, jugaba mejor en la pretemporada. Estaba en buen momento en la elaboración de juego y hemos quedado a deber un poquito en los partidos de liga, pero no tengo duda de que irán mejorando. No han dejado de generar jugadas de gol muy claras, así que tarde o temprano se va a reencontrar con lo que es: un equipo contundente, con mucha llegada, y esperamos finiquitar las jugadas para que se den los resultados”.

Precisó que aunque está contento por el paso del equipo, no se considera totalmente satisfecho.

“Tenemos que ser insistentes, no claudicar en la idea que está tomando el equipo. El estado anímico está en excelente momento. Los jugadores referentes están asumiendo su rol de líderes en vestidor y cancha. Esperamos sumar puntos y ser regulares de locales y visitantes”.

En cuanto a los refuerzos, indicó que llegaron menos elementos de los que salieron, quienes ahora apuntalan al equipo y le dan una mayor competencia interna al plantel.

Javier Morán este torneo recibió la oportunidad de defender la portería universitaria, después de tres años y medio en la institución y con algunas actuaciones en la Copa MX. Asume el reto motivado, con compromiso y responsabilidad, dispuesto a salir a dar lo mejor de sí en cada partido y aprovechar la oportunidad que se le presenta.

Considera que se ha hecho un buen equipo, con el que por los buenos resultados tiene un extra de motivación, además de que los refuerzos están más adaptados.

“Desde pretemporada venimos haciendo el análisis. Tuvimos buenos partidos. Venimos arrastrando un cierto fantasma del torneo pasado y lo reflejamos en el primer encuentro, con el temor de que nos pudieran sacar el partido, pero ya hemos ido dejando eso atrás, para dar la vuelta a la página y darnos cuenta de que vamos bien, que tenemos que crecer futbolísticamente”.

Señaló que el ganar en lo anímico hace que lo grupal mejore, se vuelvan más fuertes, y de seguir así podrán alcanzar la liguilla.

 “Siempre es muy apretada la tabla general, es muy volátil, no se pude dar ventaja, pero creo que tenemos que estar entre los primeros seis. La primera meta es la liguilla. Estando ahí es otro torneo, y tienes muy poco margen de error y el que menos se equivoque avanza. La liga de Ascenso es mucho más complicada, porque el único objetivo es ascender: ser campeón no sirve de nada si no asciendes”.

El guardameta señaló que a la afición no puedes convencerla con palabras. “Hay una deuda pendiente. Queremos volver a ver el estadio lleno, que la gente salga contenta, y demostrar con resultados. Tengan la plena seguridad de que queremos estos colores y queremos verlos en primera división”.

El próximo domingo 29 de enero los Leones Negros recibirán en el estadio Jalisco, a las 12:00 horas, a Loros de la Universidad de Colima, en partido correspondiente a la jornada 5.



Nota publicada en la edición 910