Foto: Cortesía CUAltos

Altos

Urbanidad rural


Especialistas analizaron en CUAltos los beneficios de las agrociudades, modelo que podría ser aplicado en la región para formar alianzas estratégicas y económicas entre los diferentes municipios

Por Ernesto Navarro / CUAltos
29 Mayo 2017

El crecimiento de la sociedad en el estado de Jalisco representa importantes cambios en la manera en que municipios, ciudades y regiones se relacionan entre sí.  Por eso el Centro Universitario de los Altos (CUAltos) fue sede la semana pasada del foro “Agrociudades: repensando el futuro de las ciudades”.

Especialistas en materias de planeación, legalidad, infraestructura, salud y agricultura analizaron, junto a funcionarios del municipio de Tepatitlán, así como productores de la región, la propuesta de Ley sobre la red intermunicipal de agrociudades, la cual pretende fomentar el aglutinamiento de municipios que trabajen en colaboración, con miras al aprovechamiento de recursos, bienes y servicios, independientemente de intereses partidistas.

Sobre los aspectos legales de la nueva ley, Francisco Jalomo Aguirre, del Centro de Estudios Estratégicos de la Universidad de Guadalajara, hizo referencia a la necesidad de analizarla de manera puntual, sobre todo en cuestiones de claridad y vacíos legales, para evitar que haya leyes contradictorias entre sí.

“El código urbano del estado de Jalisco se enfoca a negar que existe una realidad rural. Estas leyes ya establecidas parecen olvidar el espacio rural como un área potencial para el desarrollo”, señaló Jalomo Aguirre.

La importancia de la infraestructura en cuestiones de salud, educación y turismo fue expuesta por parte de Sergio Sánchez Enríquez, investigador del CUAltos. El director de la División de Ciencias Biomédicas resaltó las aportaciones y necesidades en dichos rubros si llegasen a conformar una alianza entre municipios de la región Altos.

La unión de municipios para trabajar en estos temas supondría un avance en problemas que aquejan a la región, como obesidad y sobrepeso, desnutrición, marginación, bajo nivel en la educación básica y media, así como la derrama económica que traería el mejoramiento a la infraestructura y planeación turística.

En cuestiones de planeación, desarrollo infraestructural y usos de suelo, Conrado Romo García, director del Órgano Técnico de Asuntos Metropolitanos del Congreso de Jalisco, habló de las diferentes características que representan para un municipio integrarse a una zona metropolitana, a causa del fenómeno de la conurbación, y lo que significa para los municipios que se han integrado más recientemente por cuestiones de interacción económica y cercanía.

“Es necesario que esta iniciativa se genere a raíz de las necesidades de cada municipio. Queremos que los gobiernos municipales, junto con la ciudadanía, propongan los puntos que trabajarán entre los integrantes de los municipios que formen parte del proyecto”, comentó Romo García.

También fue propuesto crear una relación entre municipios, universidad y sector productivo, en la que se dé espacio al análisis, aportaciones y retroalimentación entre estos entes.



Nota publicada en la edición 926