Foto: Gustavo Alfonzo

Sociedad

Caminos y entornos seguros


Para el próximo regreso a clases, la Universidad de Guadalajara operará cámaras y botones de alerta
para garantizar mayor seguridad a quienes acudan a sus planteles

Por Dania Palacios
17 Julio 2017

Hace un año, un asalto echó a perder el cumpleaños de Jessica de la Cruz. Ella estudia actualmente el sexto semestre en la Escuela Vocacional de la Universidad de Guadalajara y, ese día, mientras ella y su hermano estaban sobre Boulevard Marcelino García Barragán, fueron víctimas de un atraco.

“Aquí afuerita de la escuela, nos agarraron por la espalda y los hombros, nos pegaron a la pared y nos quitaron todo, golpearon a mi hermano y se fueron”, recuerda  Jessica.

La zona, que comprende también el Tecnológico, es uno de los principales focos rojos que la Coordinación de Seguridad Universitaria de la Universidad de Guadalajara  tiene identificados, donde los alumnos son víctimas de robo con arma de fuego, arma blanca, acoso o, incluso,  intento de secuestro.

Por este motivo la UdeG creó desde 2010 una base de datos para iniciar el Programa Universidad Segura, que busca garantizar seguridad en entornos y senderos de los planteles de la Red Universitaria.

De acuerdo con los datos recabados, en 2016 se registraron 331 incidencias en preparatorias y Centros Universitarios de la Zona Metropolitana y algunos regionales, como el Centro Universitario de los Valles (CUValles), Centro Universitario de los Altos (CUAltos) y las Preparatorias Regionales de la Barca, Tepatitlán, Cocula y Ameca. Al corte de este año, hasta el 27 de junio, se han registrado 210 incidencias.

Para evitar el aumento de casos de violencia, este regreso a clases, en coordinación con la Fiscalía General del  Estado (FGE) se pondrá en marcha el Plan C5, con 328 cámaras de vigilancia de las cuales 128 fueron solicitadas por la Casa de Estudio para fortalecer algunos puntos de la zona del Politécnico.

De manera estratégica, explicó el titular de la Coordinación de Seguridad Universitaria (CSU), Montalberti Serrano Cervantes, se colocarán las cámaras en los alrededores de escuelas preparatorias y centros universitarios, principalmente en calles, senderos y avenidas por donde transitan los estudiantes.

Actualmente el equipo de vigilancia está instalado en las preparatorias 4 y de Tonalá, y próximamente en el Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá). Se espera que las cámaras estén instaladas en su totalidad entre septiembre y octubre de este año.

Mientras el plan arranca en su totalidad, los alumnos de la comunidad universitaria toman sus precauciones.

“Si logras pasar la Preparatoria 12, ya la libraste”, comenta Catherin Macías Mendoza, estudiante de la Vocacional. “Está todo oscuro, también por CUCEI. A mí me da miedo cuando doy la vuelta por la 12 y cuando veo personas intento caminar lo más rápido que puedo”.

Además del Boulevard, los alumnos están alerta cuando transitan la calle Corregidora, la calzada Olímpica y avenida Revolución, porque señalan que les ha tocado ver “navajeados”, “apuñalados” o mujeres han sido acosadas.

El índice más alto de acoso hacia estudiantes, reconoce Serrano Cervantes, lo tiene la Preparatoria 4, ubicada en la colonia El Rosario, en Guadalajara, donde se registraron 12 casos documentados en 2016.

El jefe de operativo y supervisión de la Coordinación de Seguridad Universitaria, Gabriel Ramírez Chavira, mencionó que la creación de senderos seguros se implementa especialmente en este plantel en colaboración con los líderes vecinales, que están atentos ante cualquier persona sospechosa para dar aviso a las autoridades.

“En el interior de las escuelas se está haciendo lo propio, pero es muy importante el apoyo de los vecinos y los estudiantes para denunciar hechos delictivos”, dijo Ramírez Chavira.

Adicional a la estrategia de video vigilancia, se utilizará un sistema de comunicación por medio de una aplicación desarrollada por el Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), junto con alumnos y profesores del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI).

También para mantener la estabilidad emocional de los jóvenes se creó el protocolo “Cuidándote”, con objeto de que los orientadores educativos sepan actuar ante incidencias de salud mental que provocan problemas dentro y fuera de las escuelas, incluso en redes sociales.

El protocolo incluyó la capacitación de 160 educadores de distintos planteles, en colaboración con el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) y el Instituto de Salud Mental de Jalisco (SALME).

“Se capacitó a pasantes en Psicología en primeros auxilios mentales y a orientadores educativos con el beneficio de que las clínicas de salud mental asignarán a dos alumnos por preparatoria en la zona metropolitana para que, junto con el orientador, intervengan en caso de que se presente alguna situación en los planteles”, detalló Álvaro Espinoza, jefe de la Unidad de Análisis de la CSU.



Nota publicada en la edición 933