Foto: Archivo

Arte urbano

La ciudad en trazos


El movimiento Urban Sketcher Guadalajara, integrado por aficionados y profesionales que con distintas técnicas dibujan paisajes urbanos, se reunirá el 30 de julio en el Mercado San Juan de Dios

Por Iván Serrano Jáuregui
24 Julio 2017

Se puede mirar la ciudad de formas tan diversas como los estilos para crear un dibujo. Acuarela, pluma, colores o grafito, no importa con qué, la intención de Urban Sketcher es recrear en papel la escena de un espacio urbano que se vive. Un grupo de personas entre los quince y setenta años de edad conforman en Guadalajara este colectivo sin fines de lucro, que forma parte de un movimiento global en el que apasionados buscan difundir, a través del arte, los espacios más icónicos de sus respectivas ciudades.

Natalie González, egresada en Gestión y Desarrollo Cultural de la Universidad de Guadalajara, forma parte del capítulo Guadalajara de Urban Sketcher; ella, junto a otros tapatíos, se organiza para hacer “quedadas”, sesiones para dibujar un monumento, plaza o edificio específicos de la ciudad.

Dice que son cuarenta y seis personas que se dedican a distintas cosas las que integran este grupo y que tienen, o no, experiencia o formación artística. Su filosofía no es más que divertirse y replicar el sentir del momento que plasman.

“Lo hacemos porque nos gusta Guadalajara, nos gusta documentar la urbe, los cambios que están sucediendo. El estar en un momento y estar presente lo vives, y también es un poco regresar al pasado cuando no existía la fotografía”, comenta González.

Lidia Barragán, quien estudió Artes Visuales en la Universidad de Guadalajara, se dedica a ilustrar libros infantiles; defiende la idea de que no se necesita ser expertos y que cualquiera puede formar parte de este movimiento sin importar su historia y su edad.

“La técnica y los estilos son libres, muchos usan estilógrafo, pluma y acuarela porque es más rápido, hay quienes llevan colores, marcadores o lápiz al carbón. Entre nosotros intercambiamos tips sobre qué cuadernos y técnicas son más adecuadas; vamos aprendiendo entre nosotros”.

Germán Bautista Robles, estudiante de la Preparatoria 13, dio con Urban Sketcher a partir de una búsqueda en la web sobre cómo se dibujan los edificios; a partir de entonces se reúne con ellos cada que puede para plasmar con estilógrafo y acuarela.

“Lo veo como una cruzada por plasmar la esencia de la ciudad antes de que se pierda por los cambios. Con esto también te das cuenta de los orígenes de cada persona, con las líneas que traza”, comenta el joven de diecisiete años.

Los requisitos para formar parte de este grupo de creativos son solamente asistir a las “quedadas” y llevar papel y el material con el que se desea dibujar. No hay una evaluación ni denostación del trabajo que cada quien hace.

“Indirectamente nos estamos convirtiendo en promotores turísticos de la ciudad en Instagram. Disfrutamos juntarnos a dibujarla. No nos evaluamos, sólo nos divertimos”, dice González.  

En Guadalajara Urban Sketchers existe desde 2012, aunque la idea nació en Estados Unidos en 2007 por parte del periodista Gabriel Campanario. Se puede ingresar a www.urbansketchers.org/ para conocer los distintos capítulos alrededor del planeta.

Hasta ahora este movimiento tiene presencia en cincuenta y cuatro países por medio de ciento ochenta y nueve capítulos. En México, además de Guadalajara, se pueden encontrar en Cancún, Ciudad de México, Córdoba-Orizaba y San Miguel de Allende.



Será el domingo 30 de julio a las 11:00 horas cuando Urban Sketcher llegue al patio central del Mercado San Juan de Dios. Motivos sobran para dibujar este emblemático espacio público. Ellos aseguran que la muchedumbre, los sonidos, las aves enjauladas, la venta de verduras y juguetes tradicionales mexicanos, así como la inseguridad que ahí se vive pueden retratarse
Nota publicada en la edición 934


Otros temas de interés

15 / Junio / 2015

6 / Octubre / 2014

24 / Junio / 2013