Ciénega
Un espacio cultural con identidad

La Biblioteca-Mediateca Fernando del Paso, además de ofrecer servicios para los estudiantes y habitantes de Ocotlán, es un icónico edificio con el que se identifican quienes asisten a diario al plantel educativo

Foto: David Valdovinos
Por Iván Serrano Jáuregui
24 Julio 2017

Como una nave estelar de brazos de metal a punto de despegar, se erige al interior del Centro Universitario de la Ciénega (CUCiénega), la Biblioteca-Mediateca Fernando del Paso, un espacio de enseñanza al que a diario acuden estudiantes que hacen suyos los pasillos, las salas y los libros. En ese lugar crean un sentido de pertenencia quienes se forman y trabajan en este plantel, refiere Laura Evelia Espinosa León, jefa de la Unidad de Bibliotecas.

El propio escritor Fernando del Paso da la bienvenida a las 800 visitas diarias que llegan a esta biblioteca que lleva su nombre: con un temple sereno, luce en la pintura Diálogos de la memoria, del ocotlense Raúl Godínez, obra expuesta en la sala de ingreso, justo donde inician los 5 mil 346 metros cuadrados de superficie del edificio.

Ahí convergen dos acervos: el físico y el virtual. El primero es parte de los 74 mil volúmenes que integran las bibliotecas de las tres sedes del CUCiénega (Ocotlán, La Barca y Atotonilco el Alto) y el segundo está compuesto por títulos electrónicos, bases de datos especializados y multidisciplinarios y revistas a las que se puede tener acceso a distancia, servicio que también ofrecen en el resto de las bibliotecas de la Red Universitaria.

“En la mediateca anualmente hacemos renovación de la suscripción de cerca de 40 revistas de corte científico, con la finalidad de que se tenga un recurso extra a la formación académica tradicional; éstas abarcan temáticas de todos los programas educativos. También tenemos computadoras con acceso a internet para que desde ese espacio los estudiantes puedan trabajar”, dice Espinosa León.

La biblioteca-mediateca hace dos tipos de préstamos: los externos, con los que los estudiantes y personal docente y administrativo puede llevarse y usar materiales de literatura y acervo general, y los internos, para revisar las tesis y ejemplares únicos al interior de la biblioteca.

Sin embargo, el servicio más importante es el de formación de los usuarios, para que ellos mismos hagan uso de las instalaciones y que sean autogestivos con los recursos ofrecidos.

“Les decimos en qué consisten nuestros servicios y horarios, presentamos el catálogo en línea y cómo usar las bases de datos y recursos digitales. Damos un recorrido por las instalaciones, les hablamos de los procesos y resolvemos dudas”.

La “Fernando del Paso”, al ser también una biblioteca pública, permite que la ciudadanía que no forma parte de la comunidad universitaria pueda recurrir al préstamo interno, y a cualquier persona le pueden prestar libros por medio de un trámite de usuario externo.

“Esa solicitud tiene vigencia de un año y cuando se adquiere esa credencial se pueden obtener los mismos beneficios que cualquier otro usuario que está ligado a la Universidad por medio de un código. Esta modalidad ha sido muy funcional para los egresados que hacen uso del material para realizar tesis por medio de la credencial de usuario externo”.

Al final de la rampa que va al primer piso, hay un espacio habilitado con pequeños libreros, sillones puffs, mesas y muchos libros coloridos de cuentos. Se trata de la ludoteca, con la que se busca fomentar la lectura en niños de 4 a 12 años, y cuyo acervo también lo prestan a los alumnos.

Química orgánica, de John McMurry, es el libro que más prestan en la Biblioteca-Mediateca. Espinosa León asevera que este es un indicador que empata con la cantidad de alumnos que visita este espacio, ya que son los estudiantes de Químico Farmacobiólogo, Ingeniería Química y Psicología, quienes más lo visitan.

“Tenemos materiales que abarcan todos los programas que se imparten en el CUCiénega. A través de sesiones colegiales se hace un consenso con ayuda de los profesores sobre el tipo de material que se adquiere. Este es uno de los espacios más visitados. Aquí siempre vas a encontrar alumnos en las diferentes áreas: aquí se sienten identificados”.

Destaca que la biblioteca se ha convertido en el lugar por excelencia para hacer trabajos en equipo, antes o después de clases. “Es un lugar bonito, agradable y es un lugar donde los alumnos quieren estar”.

Otros servicios
Al interior del inmueble no sólo existe el servicio de consulta y préstamo de libros, sino que se encuentra la Unidad de Servicios Académicos, la Unidad de Becas e Intercambios, Tutorías, aulas de profesores y el Auditorio Rivas Souza, espacio destinado a la presentación de conferencias y foros académicos.

El horario de la Biblioteca-Mediateca Fernando del Paso es de lunes a viernes, de 7:00 a 20:00 horas.



Nota publicada en la edición 934


Otros temas de interés