Foto: Archivo

Foro

Independencia con fecha de caducidad (I)


La clausura de escenarios para el teatro en Guadalajara ha traído a la ciudad un desequilibrio que es desestimado por las autoridades culturales y eso lleva a que la actividad creativa y recreativa se sostenga en casi nada

Por Verónica López García
28 Agosto 2017

En el corredor Chapultepec, una de las zonas con mayor oferta cultural y de entretenimiento en Guadalajara, alguna vez hubo mucho teatro. Hasta hace poco, era posible escuchar el concierto de algún intérprete en el Rojo Café para después ver ahí mismo alguna comedia con actores profesionales y también aficionados. Luego, bastaba atravesar la calle para asistir a las presentaciones de Microteatro en una hermosa casona. Si el horario se ajustaba había dos opciones: caminar hasta al Forito y disfrutar de un montaje, o dirigirnos al Estudio Tres23 para ver alguna obra de Paralelo Teatro, El Tlakuache, A la Deriva Teatro o muchas otras agrupaciones locales e incluso de otras ciudades que incluían a Guadalajara en sus circuitos artísticos. Hoy eso ya no es posible porque cada uno de los espacios que menciono ha cerrado. Poco antes, la emblemática Casa Suspendida, que se encontraba en la Zona Centro, había bajado la cortina de forma definitiva ante la compleja problemática que viven los centros culturales, frente a una autoridad que no termina por comprender la naturaleza de estos espacios ni su importancia. Cada foro independiente que se abre parece sentenciado a una fecha de caducidad siempre incierta.

Guadalajara es la segunda ciudad en producción escénica en el país. A los egresados de la licenciatura en Artes Escénicas de la Universidad de Guadalajara, se suman técnicos y profesionales que se forman en la Escuela de Artes de la Secretaría de Cultura de Jalisco, del Centro de Educación Artística José Clemente Orozco, mejor conocido como CEDART, del Instituto de Arte Escénico INART, así como de un considerable número de institutos que concentrados en el teatro musical o asidos al teatro del realismo, siguen acreditando a decenas de jóvenes que buscan dónde mostrar su trabajo. Esta situación revela el desequilibrio numérico que existe entre quienes buscan dónde presentarse y los foros disponibles, sin hablar de la otra variable fundamental en esta ecuación: el público que sigue sin acudir a las salas. Esta última problemática ha recibido muy poca atención por parte de la comunidad de creadores como de las autoridades culturales, y su impacto es evidente en el fenómeno que nos ocupa: el cierre de espacios independientes.

La visión hegemónica desde la cual las instituciones públicas financian, difunden y legitiman productos culturales, incluye un número limitado de trabajos en su agenda, muchos de ellos son resultado de los apoyos y financiamientos que el estado de Jalisco aporta a través de programas como PROYECTA Producción y el Programa de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico PECDA. Cuando un trabajo escénico resulta beneficiado por alguno de ellos, parte del apoyo Estatal consiste en que los montajes deben al menos estrenarse en uno de los espacios a su cargo. Si bien lo ideal sería que no sólo se estrenara sino que tuviera al menos su primera temporada ahí, esto es casi imposible, de tal suerte que una producción puede estrenarse en un foro institucional y luego recorrer un camino incierto en búsqueda de más funciones.  En los edificios teatrales a cargo de la Secretaría de Cultura Jalisco así como de los distintos municipios metropolitanos, el teatro es una de las disciplinas cuya presentación  se alterna con producciones dancísticas, espectáculos musicales, así como diversos festivales artísticos tanto escolares como profesionales. El Gobierno del Estado a través de su Secretaría de Cultura (SCJ) se encarga de administrar en la zona metropolitana el Teatro Degollado que se considera la casa de la Orquesta Filarmónica del Estado, así como del Ballet Folklórico de la Universidad de Guadalajara y es la sede de festivales culturales como El Festival de Mayo y el FESTA, lo cual reduce notablemente las fechas para la participación de compañías independientes de teatro.



Nota publicada en la edición 937