Foto: Abraham Aréchiga

Deportes

Un Estadio Jalisco moderno y digno


En su administración frente a Clubes Unidos de Jalisco, Alberto Castellanos ha impulsado la remodelación del inmueble para responder a las exigencias de seguridad que pide la federación, pero también para ofrecer un espectáculo atractivo para los asistentes

Por Laura Sepúlveda Velázquez
4 Septiembre 2017

Fue a finales de los años noventa, previo a la Copa Confederaciones, cuando el Estadio Jalisco recibió sus últimos trabajos de rehabilitación. A casi 20 años de distancia, el inmueble dos veces mundialista luce una cara diferente, fruto de iniciativas y trabajos conjuntos de los clubes que allí juegan y que tienen como finalidad devolverle vida al histórico espacio del futbol mexicano.

El presidente de Leones Negros, Alberto Castellanos Gutiérrez, habló de esta nueva era del Estadio Jalisco, de los trabajos realizados, lo que falta por hacer, así como de su administración frente a Clubes Unidos de Jalisco, que a petición de los involucrados en este organismo fue refrendada.

El inicio

Creo que la exigencia que ha tenido la Federación Mexicana de Futbol hacia todos los equipos nos ha llevado a tratar de mejorar la infraestructura en los estadios. Para un inmueble como el Estadio Jalisco, que es administrado por Clubes Unidos, tuvimos que ponernos de acuerdo para ver cómo íbamos a responder a las exigencias de la federación y del ayuntamiento en materia de seguridad y protección civil, para cumplir con lo mínimo indispensable para garantizar un estadio seguro, donde la gente asista a disfrutar de un espectáculo sin ningún riesgo.

Los primeros apoyos y obras
Por fortuna las cosas se han dado de buena manera y hemos podido lograrlo, gracias a la apuesta de empresarios tapatíos. Primero con Abraham González Uyeda y la empresa Sello Rojo, con lo que logramos poner butacas con un mosaico de su marca, y eso ayudó a detonar otras alianzas. Después vino Totalshower, con un patrocinio en donde nos ayuda a renovar completamente los vestidores. Tuvimos a la empresa Paniagua, que nos hizo el cerco perimetral. También está lo que Atlas como UdeG han tenido que dar a cambio, en especie, para que esas marcas participen, además de que hemos colaborado con millón y medio de pesos. Se pintó por dentro el estadio, se ampliaron los pasillos y escalinatas de la zona baja, se renovaron las bancas, se fortaleció el circuito cerrado de televisión, se construyó la cabina en la parte alta para quienes monitorean la seguridad y protección civil. Se hicieron las taquillas con la seguridad que necesitan. Se cambió el embutacado de  la zona VIP, las vallas publicitarias y ahora tenemos la pantalla 360, que en breve quedará instalada gracias a un arrendamiento financiero que estaremos pagando Atlas y Leones Negros. Esperemos que con esto el estadio luzca más moderno y digno.

La estructura
Hemos hecho los estudios estructurales, mismos que le dan al Estadio Jalisco entre 30 y 40 años más de vida. Ha existido una mala fama, como con ganas de que el estadio desapareciera o fuera derrumbado, pero la estructura está bien. Lo que se ha pedido es que en la parte alta no brinque la gente. Es sólo un tema de prevención y se ha generado una publicidad de que se está cayendo, y no es así. Es sólo que cuando un grupo de gente brinca rítmicamente, se genera un movimiento similar al de un terremoto y eso sí pudiera generar a futuro un daño a la estructura, el cual actualmente no existe.

La seguridad
El cerco perimetral nos ayuda a resguardar el inmueble y a que los operativos de seguridad y protección civil sean mejores, porque ya permite seccionar el estadio, además entre semana se había convertido en una zona insegura, con gente de la calle e incluso grupos delincuenciales, y las personas que de manera tradicional iban al estadio a ejercitarse, tenían que retirarse por inseguridad. Ahora pueden entrar por medio de una caseta para realizar sus actividades.

Los planes
Faltan muchas cosas por hacer, como pintar la parte exterior, que ya está liberada de grafiti, pero también hay gente que viene de otras ciudades y para quienes por su historia el estadio es atractivo. Falta que generemos un espacio donde recuperemos la historia que tiene el inmueble y que espero pronto se pueda cristalizar en un museo. Tenemos pendiente el tema de los elevadores, de remodelar los sanitarios, de un túnel para que puedan ingresar camiones con equipo y se realicen conciertos. Hay una serie de cosas por hacer y la idea es tenerlo digno y en las mejores condiciones.



Nota publicada en la edición 938


Otros temas de interés

18 / Septiembre / 2017

18 / Septiembre / 2017

11 / Septiembre / 2017

11 / Septiembre / 2017

11 / Septiembre / 2017

4 / Septiembre / 2017

4 / Septiembre / 2017