Foto:

Valles

México debe adentrarse en la inteligencia artificial: Enrique Sucar


El Premio Nacional de Ciencias 2016 charló con estudiantes del CUValles acerca de sus proyectos

Por Cristina Díaz
4 Septiembre 2017

Como cierre del Taller de Procesamiento de Imágenes y Reconocimiento de Patrones, organizado por el Centro Universitario de los Valles y el Centro de Investigación en Matemáticas (Cimat), Luis Enrique Sucar,  galardonado en 2016 con el Premio Nacional de Ciencias, presentó a los participantes los detalles de algunos de sus modelos computacionales más actuales, principalmente para aplicaciones médicas.

Al concluir el taller, Sucar señaló que uno de los errores de las instituciones educativas en México es separar la docencia de la investigación.

“Todos los profesores deberían hacer investigación. Así le transmitirán a sus estudiantes ese conocimiento de frontera, esa experiencia de proyectos”, destacó en referencia a la necesidad de los alumnos por explorar su verdadero potencial a través de proyectos que aporten algo real a la sociedad.

Indicó que el desarrollo de un proyecto toma tiempo, “desde la aplicación básica para luego la realización de prototipos, su prueba y mejora, y la creación de un producto comercial, posible de patentar”,  e invitó a considerar desde la educación superior orientar a los estudiantes sobre el proceso de una patente: lo que implica, cómo y cuándo patentar y las diferentes reglas al respecto de cada país.

“Cada investigación que se hace puede generar, además de publicaciones, patentes y productos, y con ello tener un impacto mayor en el crecimiento del país”.

Luis Enrique Sucar enfatizó la importancia de estar atentos, como ingenieros, a las necesidades cotidianas y a las oportunidades de trabajo interdisciplinario, ya que muchas ideas de proyectos con potencial llegan por accidente.

“La computación se puede aplicar en todo. Debemos estar atentos, con los ojos abiertos y viendo las oportunidades”.

Actualmente el Premio Nacional de las Ciencias 2016 trabaja en proyectos de energías alternativas, y en conjunto con el Foro Consultivo Científico y Tecnológico del Conacyt, explora la idea de crear un Centro de Inteligencia Artificial en México, para desarrollar proyectos en salud, en seguridad y en otras áreas.

“En nuestro país hay buenos investigadores en inteligencia artificial, pero en pequeños grupos, y es difícil que hagan un gran impacto con algún proyecto. Falta la masa crítica. Es momento para que México entre de lleno en este ámbito. No es tan costoso en infraestructura: se requiere más ‘cerebro de obra’”.

El Taller fue realizado en el CUValles, del 22 al 24 de agosto. Contó con la participación de otros investigadores, como María Celestre Ramírez, del Grupo Bargo México; Francisco Javier Ibarra, de la Asociación Mexicana para el Fomento a la Innovación; Johan Van Horebeek, del Cimat; Miguel Ángel Pérez y Juan Pablo Marín, de CIGNUZ, y Rogelio Salinas, de la Universidad Autónoma de Aguascalientes.



Nota publicada en la edición 938


Otros temas de interés