Primer Plano
Plan UdeG Emergencia Nacional

Las acciones de la Universidad se implementan en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional, la V Región Militar, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) y el Gobierno del Estado de Jalisco. Comprenden una campaña de recolección de víveres, enseres domésticos, herramientas, equipo médico y medicinas; donación de sangre y participación de brigadas universitarias en zonas siniestradas, entre otros apoyos

Foto: Abraham Aréchiga
Por Julio Ríos
25 Septiembre 2017

Si hay un país que ha sabido renacer de entre los escombros, es México. La solidaridad, el abrazo compartido y la activación de la gente en torno a la reconstrucción de la esperanza han sido claves en los momentos más críticos.

La comunidad de la Universidad de Guadalajara (UdeG), institución que educa en los valores del compromiso social y los principios humanistas, ha asumido su rol de liderazgo en el Occidente del país. Y los alumnos, profesores y académicos, hicieron suyo el compromiso con las personas afectadas por los sismos que sacudieron el sureste y el centro del país, el 7 y el 19 de septiembre, respectivamente.

Los universitarios se volcaron a donar víveres y artículos médicos. Al cierre de edición, superaban las 70 toneladas recolectadas. Y no sólo eso, también apoyaron con sus manos, para ordenar lo acopiado. Conscientes de la energía que corre por sus venas, han roto récords al donar cerca de 300 unidades de sangre, que será útil en las intervenciones quirúrgicas a las que se someten los damnificados.

Y también aportarán los conocimientos aprendidos en las aulas. Cuatro grupos de rescatistas, de distintos centros universitarios, viajaron a las zonas devastadas para apoyar en labores de Protección Civil. Dos contingentes fueron a la Ciudad de México, otro a Morelos y uno más a Oaxaca. Allá participan en las labores de rescate y reconstrucción.

También hicieron lo propio brigadas de especialistas en salud. Una de 20 personas que acudió a Juchitán, Oaxaca, y otra de 20 a la Ciudad de México, compuestas por profesionales de la UdeG y escuelas incorporadas y coordinadas por la Coordinación de Vinculación y Servicio Social. éstas operan dos unidades móviles.

Otro grupo de 80 especialistas del Centro Universitario de la Salud partió rumbo al estado de Morelos. Sanarán cuerpo y alma de los afectados, pues van médicos, enfermeras y psicólogos.

Y esta semana se anunciará la integración de brigadas de arquitectos e ingenieros, para apoyar en la reconstrucción de las ciudades.

Todas estas acciones forman parte del Plan UdeG Emergencia Nacional, activado la semana pasada, un día después del sismo de 7.1 grados que azotó la Ciudad de México, Morelos y Puebla, entre otras entidades. Se trata de un plan de acción ante siniestros, en acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) y el Gobierno del Estado de Jalisco.   

El corazón de león ha vuelto a latir más fuerte que nunca...

 

70 toneladas…y las que faltan
La Universidad de Guadalajara ya completó el acopio de más de 70 toneladas de víveres. Un primer cargamento había partido a Oaxaca el 20 de septiembre y, el 22, enviaron otro: la mitad rumbo a Jojutla, Morelos, y la otra mitad al centro de distribución de la Universidad Nacional Autónoma de México de la Ciudad de México.

Entre una muchedumbre conformada por voluntarios y elementos del Ejército las primeras 32 toneladas de víveres recabados en la Rambla Cataluña, partieron el 20 de septiembre. Ahí, el Rector General de la UdeG, Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, arrancó las acciones ante siniestros.

“Hoy damos a conocer el Plan UdeG Emergencia Nacional, un plan para que esta institución trabaje en común acuerdo con la Sedena y con sus mandos, en este caso con el jefe de la V Región Militar, general Eduardo Emilio Zárate Lander”, dijo ante voluntarios y medios de comunicación.

Y agregó: “La Universidad atiende el llamado de la Presidencia de la República. Estar con el Plan DN-III-E implica que la ayuda viaje por rutas aéreas y terrestres, y se asegura que la ayuda no sea objeto de pillaje”

Otras 40 toneladas se enviaron el viernes 22 de septiembre, rumbo a Morelos y la Ciudad de México. Bravo Padilla confió en que esta excelente respuesta de la sociedad continúe, pues los centros de acopio seguirán recibiendo víveres, medicamentos y herramientas para los damnificados del Centro del país.

Para que los víveres lleguen a quien debe llegar, la UdeG se coordinan con la SEDENA, debido a la experiencia de 50 de años de esta institución en atención de desastres a través del Plan DN III.

“Todas las toneladas de ayuda que manda la Universidad las manda con esa garantía. Con la certeza cabal de que llegan a lugares donde serán almacenadas de manera correcta y distribuidas de forma inmediata”, aclaró Bravo Padilla

Añadió que la UdeG también está enviando vehículos en aviones Hércules, para realizar la entrega de los víveres.

El general Eduardo Emilio Zárate Lander aplaudió este tipo de acciones, pues se trata de una muestra de solidaridad para los mexicanos y agradeció que los jóvenes acudieron a apoyar al Ejército para trabajar “como si fueran uno solo”.



Nota publicada en la edición 941

| 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | Siguiente>>