Foto: Lenin Aceves

Sur

Protección civil somos todos


Carrera del CUSur forma profesionales tanto en el ámbito de protección civil como de seguridad laboral y emergencias. Un esfuerzo en un país donde en esta materia hace falta profesionalización y expertos

Por Laura Sepúlveda Velázquez
2 Octubre 2017

La protección civil somos todos, y aunque la población en general tenga la creencia de que son los profesionales de esta área quienes estarán detrás de cada ciudadano para protegerlo o auxiliarlo, es necesario que como comunidad contemos con una preparación para el bienestar común.

Alma Graciela Jacobo Larios, coordinadora de la carrera de Seguridad Laboral, Protección Civil y Emergencias, del Centro Universitario del Sur (CUSur), dijo que existe un documento denominado Plan familiar de protección civil, para que cada uno de nosotros seamos responsables, ya que la seguridad inicia desde nuestra casa.

“En general no estamos preparados para situaciones como las presentadas últimamente en el país. Sí existen muchos proyectos, pero para comprenderlos necesitamos tener bases. Por ejemplo, en la licenciatura, a diferencia de la carrera técnica, llevamos matemáticas, física, materias que son base para comprender las situaciones que se van a presentar y que pueden ayudar a gestionar qué puedes hacer en diversos acontecimientos”.

Aseveró que el país no cuenta con los suficientes profesionales en estas áreas para actuar ante una contingencia, y, en algunos de los casos, integrantes de las dependencias no poseen una formación académica o han adquirido los conocimientos por habilidad.

Otro de los problemas es que estos profesionales en el país no son reconocidos como se debiera, y no sólo en el aspecto salarial.

“En México no es un trabajo bien pagado. La mayoría de las dependencias tienen carencias para poder apoyar y existe falta de reconocimiento a la labor de estos profesionales que se exponen por apoyar a los demás”.

El programa educativo en esta área en el CUSur inició con el Técnico superior universitario en emergencias, seguridad laboral y rescates, y fue hace cinco años cuando se convirtió en licenciatura, un proyecto novedoso que no existía en la Universidad de Guadalajara.

Señaló que dicha carrera, que actualmente atiende a 250 alumnos y de la cual han egresado alrededor de 50 profesionales, está más enfocada a la prevención, aunque tiene materias especializadas que desarrollan las habilidades y técnicas en cuestión de emergencias, seguridad laboral y rescate.

“En la UdeG somos los únicos que tenemos este programa de licenciatura. A nivel técnico se imparte en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud”.

Argumentó que en el ámbito nacional, a partir de que surge el técnico en la UdeG, empieza el auge en otras escuelas. Incluso en algunas privadas de Guadalajara y el país.

“Existen programas técnicos y de licenciatura, pero con enfoques diferentes: unos dedicados a protección civil, otros a emergencias y a seguridad laboral, pero con los tres ejes somos la única”.

Jacobo Larios explicó que los egresados de estos programas en el país aún no son suficientes para brindar atención o dar respuesta a los acontecimientos que se presentan.

Algunos de los planes para la licenciatura son la acreditación como programa de calidad y hacer investigación para conocer qué más se puede proponer en mejora de su programa.

Dicha licenciatura tiene como objetivos formar profesionales capaces de promover el autocuidado de la salud, prevenir riesgos en el campo de la seguridad laboral, la protección civil y las emergencias mediante el desarrollo de competencias profesionales integrales, así como generar y aplicar nuevos conocimientos en apoyo a las organizaciones e instituciones de los diversos sectores, en los procesos de gestión integral de la calidad, el medio ambiente, la salud, la seguridad laboral y la protección civil para incrementar la productividad y la sustentabilidad.



Nota publicada en la edición 942