Foto: Cortesía

Tonalá

Generar biogás desde los residuos


A través del programa “Haz realidad tu idea o proyecto”, alumnos de CUTonalá diseñaron un biodigestor que con estiércol de vaca genera gas para el uso doméstico

Por Martha Eva Loera
2 Octubre 2017

Tres estudiantes del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá) diseñaron un biodigestor, denominado BioCUT, para generar biogás que puede ser utilizado para cocinar o calentar agua. Esto se logra mediante la utilización de estiércol de ganado. El proyecto es apoyado por “Haz realidad tu idea o proyecto”, iniciativa impulsada por el Departamento de Emprendimiento, Comercio y Empresa, del centro universitario.

El funcionamiento del biodigestor tiene como base mezclar la boñiga con agua y meterlas a una salchicha de un material similar al plástico, lo que produce bacterias. Éstas se reproducen y consumen como alimento el sustrato de la bosta, lo que contribuye a la generación de metano y otros gases, cuya mezcla se conoce como biogás, explicó el estudiante de Ingeniería en Energía, Sergio Isaac Campos Aguado.

El biodigestor es enterrado parcialmente. La mitad queda por arriba del suelo y el resto por debajo. Esto es necesario para que la salchicha no se expanda y mantenga su vida útil.

En el centro de la salchicha hay una vertiente por donde le conectan una manguera, que a su vez desemboca en una tubería que tiene diferentes sistemas de seguridad y filtros que permiten la utilización del gas en un punto de consumo.

Este proyecto empezó a ser desarrollado a principios de este año y ya funcionan dos biodigestores para surtir de gas a una familia de cinco integrantes y a una granja de Acatic, población ubicada en la zona lechera de los Altos de Jalisco.

Campos Aguado explicó que en el caso de la granja lechera, el biodigestor es útil para calentar la leche en la pasteurización y otros procesos en los que antes utilizaban gas o leña.

El biodigestor en condiciones ideales produce 62 metros cúbicos de biogás al mes. Esto en cantidad de gas LP equivale a 90 kilos. Una casa habitada por cuatro miembros puede consumir 30 kilos al mes.

Las ventajas son muchas: entre éstas, que el biogás no tiene costo, por lo que una persona se ahorraría lo que gasta en LP. Otra ventaja resulta del aprovechamiento del potencial energético de las heces de las vacas, en lugar de secarlas y quemarlas, prácticas que contaminan el medio ambiente al generar gases con efecto invernadero, como el metano.

El estiércol de las vacas pueden contaminar los suelos al ser lavadas por el agua de lluvia, por lo que emplearlas en este proceso evita ese daño ecológico.

Campos Aguado explicó que el biodigestor diseñado en CUTonalá es para el campo, pero existen algunos diseñados para la ciudad, que utilizan desechos de fruta o de comida, lo que reduciría las emisiones de basura orgánica y se evitarían los problemas ligados a la recolección de residuos, como la no separación de la misma. El desecho del biodigestor es aprovechable, además, como abono orgánico.

En el diseño del biodigestor están involucrados otros dos alumnos de CUTonalá: José Alonso Adaray Gómez Rivera y Jesús Ernesto Rivera Pérez, quienes cursan el cuarto semestre de Ingeniería en Energía.

El biodigestor está pensado para que sea un negocio social. Antes del diseño los alumnos se enfocaron a investigar los problemas que enfrentaban los productores de leche de la región Altos y detectaron que los ganaderos no siempre tienen acceso a calefacción para el agua y muchas veces cocinan con madera. Entonces se dedicaron a generar una solución con materia prima disponible para obtener energía.

Los alumnos de la UdeG iniciaron con su proyecto en febrero de este año y a ellos se han acercado ocho ganaderos de Acatic para que sea evaluada la posibilidad de instalar el biodigestor en sus terrenos.

El programa “Haz realidad tu idea o proyecto” tiene como finalidad desarrollar una cultura emprendedora entre los estudiantes. Está enfocado hasta el momento a nueve proyectos dentro del área de salud, tecnología, agro, así como productos y servicios.

En este ciclo escolar, hasta el miércoles de la semana pasada se habían inscrito 11 proyectos más.

La convocatoria está abierta de manera permantente, informó Aimée Pérez Esparza, jefa del Departamento de Emprendimiento, Comercio y Empresa.

Participan 16 profesores como asesores en las áreas de Administración de Negocios, Contaduría Pública, Diseño en Artesanías, Ingeniería en Energía, Nanotecnología, Ciencias Computacionales, Salud Pública, Gerontología, Nutrición y Medicina.



Nota publicada en la edición 942


Otros temas de interés