Foto: Cortesía

Lagos

Crean en CULagos modelos de control para sistemas informáticos


También han trabajado con llaves electrónicas a distancia, que permiten incrementar la seguridad, con el objetivo de resolver problemas futuros con el Internet de las cosas

Por Dania Palacios
16 Octubre 2017

DANIA PALACIOS

Desde abril de este año, Nao es utilizado como una suerte de conejillo de indias con el que pueden experimentar y trabajar alumnos de maestría y doctorado del área de Ingeniería en Mecatrónica y Electrónica y Computación, del Centro Universitario de los Lagos (CULagos).

Desarrollar funciones y comandos para que este robot camine, se pare o incluso haga ejercicios de tai chi, son algunas de las actividades que realizan en el laboratorio de Control Automático, en el que colabora Dieder López Mancilla, profesor investigador del centro universitario.

Desde hace 17 años López Mancilla trabaja en el área de sincronización y control de sistemas dinámicos, llamados también osciladores caóticos, utilizados para distintas aplicaciones y cuya efectividad en los diseños se puede probar mediante la programación de Nao.

Este es uno de los dos robots con los que cuenta CULagos, mientras que en la Red Universitaria, el Centro Universitario de la Costa Sur tiene dos más para el trabajo de programación choreographe, phyton y C+, así como para desarrollar modelos conceptuales.

Recientemente han trabajado con mecanismos seguros, como llaves electrónicas a distancia, que permiten incrementar la seguridad, con el objetivo de resolver problemas futuros con el internet de las cosas (LOT, por sus siglas en inglés), que implica una constante transferencia de datos en todo el mundo.

El trabajo desarrollado en CULagos, además de documentar sus aportaciones con artículos de divulgación científica internacional, tiene como objetivo probar el conocimiento adquirido por los alumnos y diseñar nuevas formas de control de datos para mejorar la estabilidad de los sistemas de computación.

En teoría, entre los avances logrados en nivel de posgrado, desarrollaron una aplicación de sistemas en movimientos de redes, utilizando un novedoso control por acoplamiento.

“Estamos hablando de cuestiones de robustez. En caso de existir perturbaciones externas, el control lo vuelve a sincronizar inmediatamente. Es una especie de control difícil de calcular, pero es muy efectivo. Es casi obligar de forma intuitiva que el sistema se sincronice con el primero”, detalló López Mancilla.

Este control se puede aplicar a sistemas informáticos para interconectar redes o robots manipuladores, como es el caso de los ensambladores de autos, porque requieren mecanismos electrónicos manipulables de manera sincronizada bajo comandos específicos.

Esta misma sincronización es usada para ocultar información privada a través de mecanismos de control eléctrico y computacional, con modelos de programación desarrollados también en el plantel.

Las aplicaciones son múltiples, como en puertas eléctricas, sensores de movimiento y todo lo que incluye seguridad en una casa o en sistemas biométricos, que son sistemas de seguridad que utilizan huellas dactilares, reconocimiento de iris para desencriptar o abrir datos del celular o cuentas bancarias.

“Estamos trabajando ahora para poder hacer encriptado de datos biométricos, que no permitan que otros usuarios puedan acceder a estos datos que están en un teléfono celular o en una base remota de una tienda comercial”, agregó López.

Porque las pruebas con la aplicación de las programaciones y Nao son de reciente inicio, aún no tienen resultados. Sin embargo, esperan a finales del mes adquirir un equipo de cómputo nuevo y continuar con la fase experimental.



Nota publicada en la edición 944