Foto: Adriana González

Altos

CUAltos cuida el agua


Con instalación de sanitarios inteligentes, sistemas de riego ahorradores y más medidas de consumo y manejo responsable de los recursos, el centro universitario mira a convertirse en un campus sustentable

Por Julio Ríos
16 Octubre 2017

Gracias a una serie de innovadoras medidas, el Centro Universitario de los Altos (CUAltos) ha logrado reducir el gasto de agua en sus instalaciones de una manera significativa, con un ahorro de hasta 18 mil litros por día.

Entre las acciones implementadas, está la instalación de mingitorios inteligentes y cultivos con riego a través de sistemas que ahorran líquido, así como una estrategia integral de aprovechamiento de residuos que se convierten en fertilizante y capacitación a la comunidad. Todo desde una perspectiva de desarrollo sustentable.

En entrevista, Yesica Higareda Rangel, responsable del programa Campus Sustentable CUAltos, explicó que trabajan en cuatro líneas de intervención interconectadas, las cuales son gestión y gobernanza del agua; gestión de residuos; eficiencia energética; y conservación de la biodiversidad, sustentabilidad paisajística y producción vegetal.

“Campus Sustentable es un programa que busca diseñar, implementar, operar y evaluar las distintas alternativas de manejo, uso eficiente y racionalidad de los recursos, los bienes y servicios con los que cuenta nuestro centro universitario, con la finalidad de reducir nuestra huella antropogénica a través de la implementación de política ambiental, un consumo responsable que se transforma en criterios ecológicos que permeen la compra, consumo y disposición de enseres en el centro universitario”.

Señaló que en los últimos meses se han dedicado a sustituir mobiliario sanitario para ahorrar agua y han dado mantenimiento al pozo y la cisterna del centro, reparando fugas, de la mano del Plan Universitario de Sustentabilidad que en la Red encabeza Karla Aceves, con el objetivo de implementar una categoría de medición de huella hídrica.

CUAltos cuenta con 40 mingitorios y 132 inodoros. Los anteriores mingitorios gastaban 2.5 litros por descarga, actualmente son secos y con tecnología de sellado con lo que el gasto se ha logrado reducir de entre15 mil y 18 mil litros por día, en promedio. Ya están valorando en términos económicos la sustitución de inodoros.

“Actualmente un inodoro gasta 5 litros por descarga. Nuestra comunidad es de 4 mil 765 personas de lunes a viernes. Estamos realizando un filtrado de información para tener de manera certera consumos de agua y generación de residuos por turnos, por carrera, por edificios”, dijo Higareda Rangel.

Detalló que en cuanto a áreas verdes cuentan con 4mil 536 metros cuadrados de vegetación inducida a la que le dan mantenimiento vía riego. A partir de un diagnóstico están identificado necesidades de riego, porque aunque algunas plantas son propias de la región, en el estiaje pasado sufrieron estrés hídrico.

“Estamos trabajando un programa de mantenimiento y control fitosanitario, con estrategias para atender el estrés hídrico, como la implementación del gel agrícola, que retiene humedad en el suelo, agrohomeopatía y riego a través de absorción del agua en ollas de barro”.

Además, el laboratorio de servicios alimenticios y la cafetería para los alumnos se abastecen a través de los cultivos de hortalizas y árboles frutales. Ahí ahorran 95 por ciento de agua gracias a riego por goteo, recirculación de agua y nutrientes y la recirculación de lixiviados en área de vermicompostaje.

“Sólo usamos 120 litros por día que abastecen al área de invernadero, cultivos hidropónicos, área de vermicompostaje, árboles frutales, plantas de ornato y plantas medicinales. Esos 120 litros nos permiten producir lechuga, arrúgola, jitomate saladet, pepinos, chiles (serranos, habaneros y jalapeño), tomate verde, brócoli, pimiento, chayote, calabazas, rábanos y fresas, ejotes, sandias, entre otras, según la temporada”.

Además, procesan cerca del 55 por ciento de los residuos orgánicos que genera el centro universitario, que se van al área de vermicompostaje, donde lo transforman en fertilizante para esta producción vegetal.

En cuanto a transición energética, al ser un campus piloto en el programa de la Red Universitaria, se encuentran sustituyendo luminarias, y próximamente contarán con huertos fotovoltáicos y, probablemente, si el arquitecto Fernando González Gortázar, autor del proyecto, lo permite, celdas solares en edificios.

En cuanto a la conservación de biodiversidad, adelantó que CUAltos tiene inventariada su flora y está por publicarse un libro con la información de las 48 familias botánicas del campus, que reúne a alrededor de 200 especies. Se clasificarán según su potencial ecológico, medicinal, artesanal y forestal.



Campus Sustentable busca implementar alternativas para un manejo eficiente de los recursos
Nota publicada en la edición 944