Foto:

Salud

Buenas prácticas para prevenir quejas médicas


Especialistas se reunieron en el II Congreso de Responsabilidad Médica para reflexionar sobre los alcances éticos y legales del derecho a la salud

Por Dania Palacios
23 Octubre 2017

Falta de información, comunicación y de empatía entre servidores del sector salud y los pacientes, son algunas causas del aumento progresivo en reclamos judiciales ante las instancias correspondientes, expresó Héctor Raúl Pérez Gómez, Director General del OPD Hospital Civil de Guadalajara (HCG).

En el acto inaugural del II Congreso de Responsabilidad Médica “Por una cultura de prevención del conflicto”, que tuvo lugar en el Paraninfo Enrique Díaz de León, Pérez Gómez reconoció que los conflictos ante las instancias judiciales se han incrementado en Jalisco como consecuencia de la insatisfacción sobre intervenciones quirúrgicas y la calidad de los diagnósticos médicos.

Por tal motivo, el congreso busca afianzar los valores inherentes a los derechos humanos, a la salud, fomentar la capacitación de las ciencias jurídicas en la responsabilidad médica, así como promover una mayor comunicación entre médicos y pacientes en un marco apegado a la protección de datos personales.

Pérez Gómez dijo que para desempeñar la profesión médica de manera adecuada en el ámbito público, el Estado debe de responsabilizarse de dotar del equipamiento e insumos idóneos para la práctica médica.

Carmen Rodríguez Armenta, titular de la Coordinación General Administrativa, resaltó que el foro ayudará a reflexionar sobre los alcances éticos y legales del derecho a la salud, para que “contribuya a la cultura de la legalidad, la prevención y las buenas prácticas médicas”.

En Jalisco, las quejas por malas prácticas médicas de 2013 a 2016, de acuerdo con la Comisión de Arbitraje Médico del Estado de Jalisco, se incrementaron en 31.4 por ciento, y la atención de inconformidades aumentó 50 por ciento, advirtió el coordinador jurídico del Hospital Civil de Guadalajara, Juan Carlos Guerrero Fausto.

Agregó que en ese periodo las quejas pasaron de 140 a 220 anuales por consecuencias post operatorias, cirugía general y estética, así como en el área de traumatología y ortopedia.



Nota publicada en la edición 945