Foto: David Valdovinos

Altos

Un pilar contra la inseguridad alimentaria


El consumo de proteínas de bajo costo como el huevo, es un elemento fundamental para erradicar la desnutrición y el hambre. Este tema y actividades académicas y culturales, se desarrollaron en la Feria del Huevo 2017

Por Ernesto Navarro / Julio Ríos
30 Octubre 2017

Con la celebración de los quince años de la fundación de la carrera de Médico Veterinaria y Zootecnista en el Centro Universitario de los Altos (CUAltos), y el anuncio de la convención de directores de 32 Facultades de Veterinaria del país, el pasado miércoles se inauguraron las actividades de la Feria del Huevo 2017 y el Festival de la Cultura y las Artes.

Estas dos celebraciones se unieron para organizar actividades académicas, culturales y de recreación durante tres días, en los que se trataron temas, como la seguridad alimentaria por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). También se realizaron exposiciones artísticas, proyecciones de filmes de la Cineteca Nacional y conferencias sobre el impacto de la avicultura en el medio ambiente.

Durante el inicio del programa de trabajo, la rectora del CUAltos, Mara Robles Villaseñor, reconoció la trayectoria de estas dos actividades que han creado ya una tradición en la región. Asimismo, celebró el aporte artístico por parte del CUAltos y la Asociación de Avicultores de Tepatitlán en el XXV Congreso Latinoamericano de Avicultura, que se llevó a cabo el mes de septiembre en Guadalajara, donde se exhibieron cerca de 90 piezas artísticas que se han recopilado durante las seis anteriores ediciones de esta feria.

El papel del huevo

Ante la disyuntiva de si aumentar la productividad para evitar un colapso alimenticio, pero al mismo tiempo no agotar la diversidad biológica de la Tierra, ¿qué papel tienen proteínas de bajo costo como el huevo para abatir la desnutrición?

Presente en la Feria del Huevo, Américo Montes Durán, coordinador regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), responde esta pregunta en entrevista.

“La producción de carne y de huevo es uno de los pilares en los que se está asentando el combate a la inseguridad alimentaria y a la malnutrición. Los aportes nutricionales que tiene el consumo de huevo, es la proteína que a los niños les desarrolla su capacidad de aprendizaje. Por eso promovemos que las familias puedan producir en sus traspatios proteína fácilmente disponible: huevo, carne de pollo, leguminosas y conejos, para abatir la desnutrición en zonas rurales”, explica Montes Durán.

De acuerdo con el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas, se estima que en 2050 la población del mundo ronde entre 9 mil y 10 mil millones de personas. Por ello, Montes Durán considera que se requiere producir más con lo que ya se tiene, pero sin degradar los recursos naturales.

Recuerda que los pequeños productores generan el 85 por ciento de los alimentos, sin embargo, tienen un rendimiento bajo y la FAO está atendiendo a ese sector para propiciar un entorno saludable y que tenga mejores rendimientos en sus milpas o parcelas. Todo sin olvidar la agricultura industrializada.

“La estrategia es al menos al 2030. El año pasado se revisaron los objetivos del milenio. Se reformaron y se transformaron en 17 objetivos del Desarrollo Sostenible. El segundo es Hambre Cero. Con los gobiernos miembros estamos buscando erradicarlo”, agrega.

Luchan también en el tema educativo para evitar desperdicio de alimentos y además mejorar la forma en que la gente come, balanceando la ingesta de azúcares y grasas y que se entienda que no sólo la carne aporta proteínas, sino que se puede recurrir a otros productos.

“Lo que se busca es romper el círculo vicioso de la pobreza. El pobre come mal y por ello no genera ingresos y sigue siendo pobre. Tenemos que romper ese círculo para que no se perpetúe”, indicó.

Para ello la FAO cuenta con una metodología de planeación comunitaria participativa, que involucra a las familias en su propio desarrollo, contratando equipos multidisciplinarios: técnicos agrícolas, pecuarios, en nutrición humana, agronegocios. Ellos brindan capacitación a familias de alta marginación que luego generan proyectos que les permita tener suficiencia alimentaria.



Nota publicada en la edición 946