Foto: David Valdovinos

Talento U

Julio César Aguilar / Alberto Gutiérrez González


Estudiantes de la UdeG obtuvieron el primer lugar del Torneo Abierto de Debate Occasio

Por Martha Eva Loera
6 Noviembre 2017

Dos estudiantes de la Universidad de Guadalajara ganaron el primer lugar en la primera edición del Torneo Abierto de Debate Occasio (TADO), en el que participaron competidores del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), la Universidad Iberoamericana, sede León, Guanajuato; el Tecnológico de Monterrey (ITESM), campus Guadalajara y del Estado de México; la Universidad Michoacana de San Nicolás Hidalgo y la Universidad de Guanajuato, así como miembros de Occasio, entre otras instituciones.

El torneo, desarrollado del 22 al 24 de septiembre en la Secretaría de Cultura de Jalisco, fue organizado por Occasio Comunicación, AC, que busca formar, por medio del debate, a jóvenes conscientes y comprometidos con su entorno social.

Julio César Aguilar Balderas, estudiante de séptimo semestre de la licenciatura en Negocios Internacionales, del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) y Alberto Gutiérrez González, estudiante de octavo semestre de la licenciatura en Estudios Políticos y de Gobierno, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), integraron el equipo ganador.

A los participantes se les impidió ingresar al concurso con algún dispositivo electrónico o libros, pero sí hacer gala de su cultura general y conocimientos obtenidos por sus lecturas y preparación académica.

El debate que les dio el triunfo versó sobre el cine mexicano, en el que la pregunta principal fue: ¿Cuál cine tiene más valor, el cine de la Época de Oro o el actual?

A los dos alumnos de esta Casa de Estudio les tocó defender el cine de la Época de Oro, es decir, su postura ante el tema.

¿Qué tan sencillo o difícil fue defender su postura?
Julio: Es más fácil, en un debate, defender la postura que no es natural. Cuando una persona está convencida de algo, hay muchos aspectos que da por entendidos; entonces, a la hora de debatir se olvida de expresar esas razones, ya que uno piensa que el jurado ya las sabe. En cambio, cuando a uno le toca defender una postura de la que no está convencido, uno entiende que tiene que ser muy persuasivo y dar la mayor cantidad posible de información para ser creíble. Nuestros argumentos conmovieron al jurado y al público presente. Al final, el jurado deliberó sólo durante dos minutos, lo que es muy raro en un concurso y lo que quiere decir que no les costó ponerse de acuerdo sobre quiénes eran los ganadores.

¿Cuáles fueron sus argumentos?
Alberto: El cine de esa época se caracterizó por su valor en la representación de México. Las películas de Emilio “El Indio” Fernández o en las que actuaban Pedro Infante, María Félix y los hermanos Soler tienen elementos importantes para la cultura de nuestro país, en el sentido de cómo se concebía el mexicano y lo exponía al mundo. Directores mexicanos de la talla de Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu han innovado en diferentes técnicas audiovisuales, entran en una lógica comercial y ya no es tan sencillo que el mexicano se identifique con películas como El laberinto del Fauno, Gravity o The Revenant, sin embargo, no le restamos el valor que tienen ante la cultura mundial.

¿Por qué es importante la argumentación?
Julio: Constituye una buena herramienta para aprender, ya que implica informarse sobre lo que sucede en México y en el mundo.

Alberto: La argumentación ayuda a desarrollar el pensamiento crítico y a través de un diálogo ordenado se pueden establecer acuerdos, que es muy importante en carreras como Negocios Internacionales y Estudios Políticos.



Nuestros argumentos conmovieron al jurado y al público presente
Nota publicada en la edición 947


Otros temas de interés

10 / Diciembre / 2018

3 / Diciembre / 2018

26 / Noviembre / 2018

19 / Noviembre / 2018

12 / Noviembre / 2018

5 / Noviembre / 2018

29 / Octubre / 2018