Foto: María Paula Ríos Noriega

Curso

María Paula Ríos


La fotografía es mi primer amor

Por Julio Ríos
15 Enero 2018

El retrato de una chica con flores sobre los ojos, chapoteando en una bañera llena de leche y rodeada de maleza, fue la imagen que le  abrió la puerta  a María Paula Ríos Noriega para cumplir su sueño: conocer al director de cine Tim Burton.

La estudiante de artes visuales en la Universidad de Guadalajara, originaria de Sonora, participó en una convocatoria para fotógrafos, literatos y músicos, y fue seleccionada para formar parte de los setecientos artistas  que acudieron a la Master Class con Tim Burton, en el Auditorio Roberto Cantoral, en la Ciudad de México.

Ahí, el director californiano de cincuenta y nueve años de edad, tomó las largas tijeras del joven encarnado por Johnny Deep y, junto a la serpiente de Beetlejuice, compartió experiencias sobre su arte cinematográfico y visual.

“Apliqué con una fotografía y una semana antes me avisan por correo que había sido seleccionada para la Master Class. Fue una entrevista, con una mediadora, que hacía preguntas. Nosotros, al enviar la obra, lo hicimos acompañada de una pregunta que nos hubiera gustado hacerle a Tim Burton y se sorteó. Y a raíz de las preguntas nos platicó de su experiencia, procesos, comienzos, fue poco de todo. Duró alrededor de una hora”.

¿Qué te impactó más de él?
Fue muy motivacional. Algo que me gustó mucho de él es que es una persona muy honesta consigo mismo, con su arte en general, muchas preguntas eran sobre cómo lograr lo que él consiguió: ¿Qué hiciste? ¿Cuáles pasos seguiste? Él decía: no tengo idea, simplemente se dio, es un poco de suerte, y talento y pasión, pero las cosas se dieron, y es algo que es real y me pareció muy honesto.

Y respecto a lo visual, ¿qué les transmitió?

Todo lo que él hace es tenebroso y surreal… preguntamos si usaba sus propios miedos en sus películas y dijo que las imágenes que usa no le dan miedo: las veía como algo desconocido, era una fascinación para él y a raíz de sus pensamientos oscuros y realistas y diferentes creaba sus historias, pero no por el miedo sino por la fascinación.

En la presentación, aunque no dejaban tomar fotos ella se atrevió a tomarle una, cuando la gente se acercó al escenario para pedirle autógrafos o que le firmaran libro y películas. “Yo llevé la película de Big Fish, que es mi favorita”.

La obra visual con la que participó tenía que ser inspirada en su trabajo y ella utilizó en la composición varios elementos que recordaran a su estilo, pero no copió literalmente.

¿Qué proyectos tienes a futuro?
Estoy a punto de terminar la licenciatura, me gustaría seguir especializándome en el medio audiovisual, y aunque me llegue a especializar con una maestría, la fotografía nunca la dejaré de hacer. Es mi primer amor desde que tenía quince años. Me gustaría hacer una maestría en el extranjero. Nutrirme de las tendencias y técnicas que hay allá.



Nota publicada en la edición 954


Otros temas de interés

16 / Mayo / 2016

15 / Febrero / 2016

14 / Septiembre / 2015

6 / Julio / 2015

31 / Octubre / 2011

17 / Enero / 2011


22 / Febrero / 2010