Foto: Adriana González

Universidad

La necesidad de nuevas narrativas en el periodismo digital


Por Iván Serrano Jáuregui
5 Febrero 2018

Aunque se espera que los medios digitales generen productos de mayor calidad y rigor periodístico, ya que a diferencia de los tradicionales éstos tienen una independencia empresarial y política, se comprobó que algunas de sus prácticas son similares.

Así lo dio a conocer Luisa del Carmen Martínez, investigadora mexicana de la Universidad Autónoma de Barcelona, tras analizar las dinámicas de los medios digitales de España que surgieron tras la crisis de 2008.

“Los periodistas en España han utilizado internet como una forma de ganarse la vida, pero no se han generado nuevas narrativas. Cuando hicimos las encuestas, 70 por ciento refirieron que usaban una sola fuente (igual que en los medios tradicionales). Éstos deben de tener un carácter innovador, más flexible, con dinamismo y velocidad en su capacidad de adaptación”, dijo el pasado viernes en el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH).

La académica estudió una muestra de 281 medios digitales, de los 579 que se fundaron entre 2008 y 2015. Refiere que esta situación ocurre por lo limitado de su capital humano, pues en éstos trabajan entre dos y cinco personas a lo mucho, lo que se traduce en un problema de forma y fondo.

Ante el evidente panorama negativo, impulsó a las nuevas generaciones a que vean estas situaciones como áreas de oportunidad para contribuir a la generación de un periodismo de calidad.

Menciona que la hiperlocalidad es una de las características más comunes de los medios digitales, ¿cómo define esta idea?
Trata sobre informar en tu contexto más cercano, estamos acostumbrados a ver medios que presentan información general del tipo nacional; los nuevos medios lo que intentan es buscar a nuevos lectores con temas que pasan a su alrededor. Por lo tanto, hablar de lo local, lo que pasa sólo en Guadalajara o Zapopan, es un nicho de información que muchos periodistas están viendo como una oportunidad y así establecer agendas.

En sus estudios refirió que la multimediabilidad en los medios digitales está limitada, ¿qué otros recursos pueden utilizar los periodistas?
Pueden recurrir al podcast, infografía, documentales sonoros, pero hay que ocuparnos del rigor de los contenidos. El problema es cómo están construidas estas informaciones, tenemos un problema de forma y fondo. Internet posibilita tener la información y resumirla por medio de distintas formas.

Si los resultados indican que los medios tradicionales y digitales son similares en sus dinámicas, ¿qué se debe hacer para aprovechar la ola del periodismo emprendedor?
El gran problema de quienes hacen los nuevos proyectos es el económico, si los medios digitales sólo están conformados por dos personas es complicado que ellos generen podcast y videos; no hay tiempo de hacerlos porque además tienen otros tres trabajos. Trabajar en nuevas narrativas resulta complicado, pero es el reto: ver de qué manera podemos informar con otras herramientas sin perder el rigor de una formación profesional.

¿Qué deben fortalecer los próximos egresados de las licenciaturas en Periodismo y Comunicación?
Sobre todo habilidades y competencias digitales: conocer cómo gestionar redes sociales, cómo producir contenidos audiovisuales que pesen menos, crear podcast, dar continuidad a publicaciones en Twitter, en fin, cosas que son responsabilidad nuestra.

¿Cómo se puede llegar a la gente para que ellos sean quienes financien la información que terminan consumiendo?
Dándole el lugar que corresponde a la información y que ésta sea de calidad, los lectores no son concientes de lo importante que es estar bien informado y cómo eso redunda en una democracia sana. Entonces haría falta una campaña de concientización para que la gente esté bien informada. Decirle al público: “Yo te estoy ofreciendo información que puede ayudarte en la vida”; además, asegurarle a lector que la información que le están ofreciendo es veraz, porque no se tiene relación con alguna instancia de poder.

¿Qué opina sobre el periodismo emprendedor que comienza a emerger en México?
Hay muchos proyectos mexicanos en los que ejercer el periodismo crítico es casi un suicidio, por eso medios digitales como Animal Político me parecen una apuesta muy valiente y de calidad. Si vemos a los medios tradicionales, como radiodifusoras y televisoras importantes, podemos comprobar que la información es difusa, opaca y además depende de distintos poderes. Se necesita una mirada independiente para dar a conocer las situaciones sociales.



Nota publicada en la edición 957