Foto: Archivo

Virtualia

Hacia una vida asistida por la tecnología


Plataformas y aplicaciones pensadas para interactuar en la cotidianeidad a través de la web son cada más comunes, lo que implica grandes cambios en la vida de los humanos

Por Rubén Hernández Rentería
5 Febrero 2018

El nuevo asistente de Google (Google Assistant), fue de los productos más destacados en el CES 2018, el encuentro tecnológico más importante en el ámbito global, realizado en los primeros días de cada año en la ciudad de Las Vegas (Estados Unidos), junto con la presentación de avances en la conectividad en vehículos y la robótica.

En el auto, en la casa, en todo lugar, este nuevo asistente siempre está listo para ayudar al usuario, al ofrecer resultados tan precisos como los que arroja actualmente en las búsquedas en su web: “Cualquier cosa que puede hacer Search, se convierte naturalmente en parte de lo que Assistant puede hacer”, dijo Gummi Hafsteinsson, gerente de producto de Google Assistant, en una entrevista a CNET en español.

Con tan sólo unos meses en el mercado, este asistente ya está disponible en más de 400 millones de dispositivos. Por ejemplo, en la casa brinda una manera fácil y sin manos de controlar, ya sea para atenuar las luces, manejar algunos altavoces o para buscar videos en las pantallas inteligentes, de las que trabaja ya con 225 marcas y más de mil 500 dispositivos.

El asistente en la actualidad está disponible en celulares y llegará también a computadoras, relojes, autos, electrodomésticos y en general a toda clase de dispositivos inteligentes.

Es previsible que Google Assistant estará prácticamente en todas partes y con la voz se podrán obtener los resultados que Google propone, pero además se ha convertido en una plataforma que permite a los desarrolladores integrar sus propias aplicaciones, que también se asimilarán en donde el nuevo asistente esté disponible.

Similar a esta nueva plataforma existen otros asistentes que competirán por ganar a más adeptos e instalarse en más dispositivos inteligentes, sobre todo ahora que se están desarrollando con inteligencia artificial, lo cual implica cambios radicales en el uso de la tecnología y al que deberá acoplarse el humano. Algunos ejemplos son Siri, de Apple; Cortana, de Microsoft o Alexa, de Amazon.

En este contexto, José Guadalupe Morales Montelongo, coordinador de Desarrollo, de la Coordinación General de Tecnologías de Información, de la Universidad de Guadalajara (UdeG), refiere: “Con asistentes virtuales cada vez más avanzados que se integran al hogar y los negocios, surgen algunos dilemas éticos y sociales. Aspectos como la ciberseguridad, la privacidad y el desplazamiento de espacios laborales deben ser abordados, tanto por ingenieros, abogados y expertos en ciencias sociales, para comprender los impactos en la sociedad y la interacción con los demás”.

Explica: “La aplicación de la inteligencia artificial en el entorno es cada vez más común. Está creciendo el uso de chats para la atención de clientes en línea, siendo atendidos por sistemas inteligentes y mejorando la experiencia de los usuarios. Actualmente esta Casa de Estudio trabaja para que este tipo de tecnologías se integren e incidan en la simplificación y mejora de los servicios que ofrece a diario a la comunidad universitaria y a la sociedad en general”.



Nota publicada en la edición 957


Otros temas de interés