MUSA
Una María Izquierdo rediviva
Foto: Archivo
Por La gaceta
5 Febrero 2018

María Izquierdo es una figura fundamental para la plástica mexicana. Por ello, es entendible que también lo sea dentro de la Colección Andrés Blaisten. Treinta y seis obras de la artista jalisciense forman parte de este acervo, convirtiéndolo en el más grande y completo repertorio de su producción pictórica y en una valiosa fuente para entender sus contribuciones a la plástica mexicana de la primera mitad del siglo XX.

En este acervo estará basada la muestra titulada “María Izquierdo en la Colección Blaisten”, la cual contará con la curaduría de  Renata Blaisten y que se inaugura el próximo 8 de febrero en el Museo de las Artes (MUSA) de la Universidad de Guadalajara, donde permanecerá hasta el 21 de mayo.

Con un estilo que remite a la pintura metafísica de Giorgio de Chirico y al ensueño del surrealismo, esta jalisciense destacó como creadora durante una etapa en la que el arte producido por las mujeres carecía de reconocimiento.

Sus composiciones exploran, con una particular sensibilidad cromática, la profundidad psicológica del retrato; la intimidad de las atmósferas domésticas; el nostálgico encanto de los actos circenses y el misterio de inquietantes horizontes.

De acuerdo con la semblanza de María Izquierdo, publicada en el portal del Museo Blaisten, esta artista nació en San Juan de los Lagos, Jalisco, y se casó con un militar siendo muy joven. Con dos pequeños hijos, se separó de su marido y se mudó a la Ciudad de México en una época en que era muy osado para una mujer divorciada el vivir sola y ser pintora.

“Ingresó a la Escuela Nacional de Bellas Artes donde estudió bajo la tutela del pintor Germán Gedovius. Tuvo su primera exposición individual en la Ciudad de México en 1929, y poco después mostró su trabajo en el Arts Center de Nueva York. En este mismo año, Izquierdo se involucró sentimentalmente con Rufino Tamayo, y durante cuatro años fueron compañeros y compartieron estudio”, señala la semblanza.

Agrega que las obras producidas por ambos a finales de los veinte y comienzos de los treinta presentaban varias correspondencias e influencias mutuas estilísticamente. Representaron temas semejantes, incluyendo naturalezas muertas, retratos y desnudos.  Sus paletas eran también similares.  Tamayo compartió con Izquierdo sus conocimientos, enseñándole la técnica de la acuarela.

“En 1936 adoptó algunos principios del surrealismo, debido a su amistad con el poeta Antonin Artaud, que visitaba México en ese tiempo. Definió su trayectoria bajo la influencia de las ideas de vanguardia como de diversas manifestaciones de la cultura popular. Como mujer artista sufrió por el monopolio de los muralistas Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, quienes bloquearon sus esfuerzos por pintar murales en la Ciudad de México. Murió de una embolia en 1955”, apunta el portal del Museo Blaisten.

“María Izquierdo en la Colección Blaisten”. Curaduría: Renata Blaisten. En colaboración con: Colección Andrés Blaisten. Inauguración: 8 de febrero, 20:30 horas. Abierta al público: del 9 de febrero al 21 de mayo. Sala 1 planta baja



Nota publicada en la edición 957


Otros temas de interés

16 / Abril / 2018

9 / Abril / 2018

12 / Marzo / 2018

29 / Enero / 2018

22 / Enero / 2018

15 / Enero / 2018

15 / Enero / 2018