Foto: Cortesía

Universidad

Universidades refrendan compromiso de rendición de cuentas


El Rector General de la UdeG participó en la sesión extraordinaria del Consejo Nacional de la ANUIES

Por Dania Palacios
12 Febrero 2018

En su calidad de Presidente del Consejo Regional Centro–Occidente de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), el Rector General de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, presentó la semana pasada la agenda de las Instituciones de Educación Superior (IES) para los próximos 10 meses.

En la sesión extraordinaria del Consejo Nacional de la ANUIES, realizada en las instalaciones de la Secretaría General Ejecutiva de la asociación en Ciudad de México, Bravo Padilla refrendó la autonomía de las universidades ante la posible modificación de la ley orgánica de las IES para designar un contralor general por parte de los congresos locales, como parte de la reforma del Sistema Nacional Anticorrupción.

“Ninguna universidad tiene falta de compromiso ni con la fiscalización, ni con la rendición de cuentas. Todas las universidades públicas están siendo revisadas por la Auditoría Superior de la Federación y las auditorías locales”, enfatizó.

El único caso en que la reforma comentada se convirtió en ley es en el estado de Hidalgo, donde a la Universidad Autónoma de esa entidad se le designó un contralor general, contraviniendo a su facultad de gobernarse a sí misma.

Bravo Padilla informó que la ANUIES brindó apoyo a la UAEH, al solicitar un amparo para defender su autonomía.

Para el aprovechamiento de los recursos que otorga el Gobierno Federal a las universidades públicas, el Rector General sugirió el adelanto del apoyo en este año, para “evitar problemas de operación y fiscalización”.

“Entiendo que tiene que ver con el calendario de ejercicio de recursos de la Secretaría de Hacienda —subrayó—, pero esperamos que con un ejercicio de gestión se pudiera recuperar el recurso y ejercerlo durante el año”.

En materia presupuestal, Bravo Padilla destacó que las universidades con problemas estructurales son las más afectadas debido a la reducción de los fondos extraordinarios, ya que éstos representan una parte proporcionalmente mayor de su gasto de operación.

“Para el caso de la Dirección General de Educación Superior Universitaria (DGESU) se observa una reducción del 57.5 por ciento en los últimos cinco años», apuntó.

“Los insumos y precios del ámbito de la educación media superior y superior, así como de la investigación científica, han crecido muy por arriba. Por tanto, el rol de complementariedad de los fondos extraordinarios se ha vuelto fundamental”, explicó Bravo Padilla.

Destacó que en la discusión del presupuesto de este 2018, el año pasado se reunieron con el secretario de Hacienda, quien les señaló que se podría hacer una valoración para analizar la posibilidad de recuperar algo de los fondos extraordinarios, por lo que consideró retomar este punto en el primer trimestre del año.

Bravo Padilla invitó además a los representantes de las universidades a coordinarse para tener buena presencia en la Conferencia Regional de Educación Superior de América Latina y el Caribe 2018 (CRES 2018) —el encuentro más importante del Sistema de Educación Superior de América Latina y el Caribe que organiza la UNESCO—, a realizarse en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), en Argentina.



Nota publicada en la edición 958