Foto:

Deportes

El deporte más allá de las medallas


El impulso a la actividad física debería ser visto desde las políticas públicas como factor para el bienestar de la población en general, y no sólo en lo deportivo y de alto rendimiento

Por Laura Sepúlveda Velázquez
19 Febrero 2018

Ante un mundo en el que los problemas de inseguridad, violencia, desigualdad y falta de oportunidades parecen desbordar la capacidad de los gobiernos para solucionarlos, las universidades tienen la responsabilidad de ofrecer alternativas basadas en la investigación, el análisis y el debate académico.

Estos conceptos expresó el rector del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), Alberto Castellanos Gutiérrez, al participar en el I Coloquio de Políticas Públicas para el Bienestar de la Juventud.

“En la Universidad de Guadalajara, y particularmente en el CUCEA, reconocemos la importancia de promover líneas de investigación y estrategias de vinculación en materia de políticas públicas, con el propósito de contribuir a nuevas relaciones entre gobierno y sociedad, para generar mejores condiciones de vida entre los habitantes”.

Dijo que en el caso de las políticas públicas juveniles, en el plantel trabajan estrechamente con diversas instancias locales, nacionales e internacionales, poniendo a disposición los conocimientos y el sustento académico para la realización de proyectos pertinentes en diversos ámbitos de la vida social.

Castellanos Gutiérrez argumentó que atender el binomio juventud–bienestar implica una perspectiva amplia, que integre las diferentes dimensiones de lo que debería de ser un desarrollo pleno de los jóvenes desde la actividad física hasta las oportunidades de educación y trabajo.

El director del Consejo Estatal para el Fomento Deportivo (Code), André Marx Miranda, comentó que el objetivo de su administración no sólo se ha enfocado en el tema del deporte de alto rendimiento, sino en que cada vez más personas practiquen una disciplina deportiva, ya que en la sociedad hay más espectadores y consumidores que personas dispuestas a participar en la actividad.

Gabriel Flores Allende, líder del cuerpo académico Políticas Públicas y Bienestar, que organizó el coloquio, precisó que se necesitan indicadores fiables para sensibilizar a los tres ámbitos de gobierno sobre el impacto que tienen sus inversiones económicas en la conducta de las personas con relación a los hábitos que busquen tener una mejor calidad de vida.

“Le apostamos a invertir en actividades, pero no tenemos un indicador que nos diga cómo hemos bajado los índices de enfermedades. Se considera que cuando no existe apoyo al deporte, se impacta únicamente al deporte que es de medallas, que también es válido, pero se tiene que analizar el efecto en el resto de la población desde la actividad física por salud”.



Nota publicada en la edición 959


Otros temas de interés

17 / Septiembre / 2018

17 / Septiembre / 2018

10 / Septiembre / 2018

10 / Septiembre / 2018

3 / Septiembre / 2018

3 / Septiembre / 2018

3 / Septiembre / 2018