Foto: Adriana González

Universidad

Universitarios se unen para exigir paz y justicia


Por La gaceta
12 Marzo 2018

La comunidad de la Universidad de Guadalajara (UdeG) se unió en una sola voz para pedir paz y justicia tras el asesinato de Karina Monserrat González González, alumna del primer semestre de la licenciatura en Derecho, en modalidad semiescolarizada, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH). La joven fue atacada con arma de fuego y falleció el pasado sábado 3 de marzo, en el barrio San Juan Bosco.

Cinco mil universitarios se reunieron en una concentración pública el pasado viernes en la explanada del edificio de la Rectoría General, en la que guardaron un minuto de silencio por el asesinato de González González y mostraron carteles con leyendas como “No es normal vivir con miedo”, “Ni perdón, ni olvido. Ni una más”, “Respeta el luto, no estamos festejando”, “El clima está como para usar falda, el país no” y “La UdeG está de luto”.

El Vicerrector Ejecutivo, Miguel Ángel Navarro Navarro, afirmó que la comunidad de la UdeG sale nuevamente a las calles para manifestarse de manera pacífica “en contra de la situación de violencia e inseguridad que sufre nuestra sociedad jalisciense”.

Navarro Navarro, quien tomará posesión como Rector General el próximo 16 de marzo, afirmó que la muerte de González González “tocó muy fuerte” a los universitarios, quienes antes se habían manifestado por el asesinato de otros estudiantes y que ahora se solidarizan con la familia de la alumna.

En los últimos años la UdeG se ha pronunciado por los asesinatos de estudiantes como Francisco Álvarez Quesada, alumno de la preparatoria de Tonalá, quien fue agredido durante un robo;  Francisco Javier García García, alumno de la Preparatoria Regional de Santa Anita, quien fue atacado por al menos dos personas, así como de Magaly Jiménez, estudiante de la carrera de Humanidades del Centro Universitario de los Lagos, cuyo cuerpo fue encontrado en la carretera después de ser privada de su libertad, golpeada y asesinada.

“Estamos sorprendidos e impávidos ante los acontecimientos. La ola de violencia y el número diario de muertos en Guadalajara y en Jalisco no puede seguir. Los datos violentos en nuestro país han adquirido dimensiones alarmantes, que están desapareciendo y esfumando la tranquilidad de los ciudadanos”, recalcó Navarro Navarro.

Recordó que 2017 fue el año más violento de las últimas dos décadas en México, y que en Jalisco la violencia se ha recrudecido en los últimos meses. Dijo que “no es fortuito” que la seguridad sea una de las primeras preocupaciones de los mexicanos, quienes son sujetos de extorsiones, robos a mano armada o a sus vehículos, y de asesinatos.

“Lo más alarmante es que esto ahora no es una percepción, es una realidad: ha aumentado la cantidad de personas que sufren violencia. Los universitarios, en los últimos meses, hemos padecido un imperdonable incremento de la delincuencia dentro y fuera de las instalaciones”, subrayó.

Expresó que la UdeG hace un “respetuoso, pero enérgico llamado” a los tres órdenes de gobierno para que “trabajen juntos en un proyecto amplio, integral e inclusivo para disminuir la criminalidad y la violencia”.

“Los universitarios nos dedicamos a la cultura, al saber, a todas las causas nobles de la sociedad, no al conflicto —dijo—, por eso hoy demandamos paz y les decimos a los tres órdenes de gobierno que la Universidad cumple su deber como lo ha venido haciendo en los últimos años y décadas. ¿Pueden ustedes decir lo mismo?”.

El presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), Jesús Medina Varela, dijo que el enemigo de la alumna asesinada no es sólo quien apretó el gatillo para quitarle la vida, sino los funcionarios corruptos, el que dice que hay que acostumbrarse a la violencia o el que no asume su responsabilidad y prefiere mirar hacia otro lado.

“Pero el peor enemigo que tenemos, es el silencio. Y nosotros estamos aquí porque no vamos a ser cómplices del silencio, venimos a gritar que queremos paz”, declaró el representante estudiantil, quien afirmó que la familia de Karina González no está sola.

Estudiantes de la FEU leyeron un decálogo de exigencias dirigidas a las dependencias del Gobierno estatal y del Congreso del Estado.

Las peticiones fueron: Al Congreso del Estado a armonizar leyes, códigos y reglamentos estatales con base en la Ley general de igualdad entre hombres y mujeres y que toda legislación que se discuta sea con perspectiva de género; al gobierno estatal y a la Fiscalía General del Estado (FGE) mejorar la eficiencia de los servicios de atención, prevención y sanción institucionales contra la violencia contra la mujer; certificar a los elementos de seguridad pública estatal y municipal en protocolos de prevención, atención y sanción de violencia hacia la mujer que garantice su integridad y el ejercicio pleno de sus derechos en todo momento, así como la ampliación del presupuesto para la alerta de género en Jalisco y fiscalización y monitoreo de presupuestos asignados en esta materia.



Nota publicada en la edición 962