Foto: Cortesía

Altos

Van CUAAD y CUAltos por rescate del Río Tepatitlán


Realizarán propuestas que serán presentadas al ayuntamiento para solucionar problemáticas de inundaciones y contaminación

Por Ernesto Navarro
12 Marzo 2018

Si bien el crecimiento de la ciudad de Tepatitlán se ha proyectado hacia el oeste de la mancha urbana, el Río Tepatitlán, que atraviesa gran parte del municipio ingresando por el norte, es desde hace décadas parte del paisaje geográfico y social de la ciudad alteña.

Diversas problemáticas ocasionadas por la falta de planeación y estrategias ecológicas tienen desangelado este cuerpo de agua, aquejado también por la falta de infraestructura adecuada para captar y evacuar el temporal. Esto ya provocó en septiembre de 2003 una inundación en una parte del río que dejó severos daños, sobre todo en el antiguo edificio del Hospital General de la Zona número 21 del IMSS.

Es por ello que alumnos de la carrera de Arquitectura del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), guiados por el cuerpo docente del departamento de Proyectos Arquitectónicos, así como de diversas carreras del CUAltos, presentarán una serie de propuestas de proyectos para enfrentar estas problemáticas.

Pese a que en un principio la intención del ayuntamiento fue la elaboración de un parque lineal que interviniera el aspecto paisajístico del lugar, los especialistas del CUAAD sugieren atender a dos necesidades centrales: la contaminación y las áreas de riesgo de desborde del río.

Mario Cerrera Luna, profesor de la carrera de Arquitectura, refirió que “la condición principal para poder proceder a los proyectos será, definitivamente, buscar estrategias de solvencia del impacto para disminuir las condiciones de contaminación y, segundo, de regulación de los impactos a través de ciertas estructuras. La intención es que los alumnos no caigan en la idea errónea de parque o zonas recreativas que no tienen un sustento, y que, seguramente, pudieran ser objeto de inundación”.

La característica principal del proyecto será la sustentabilidad, y para llegar a eso es necesario el conocimiento pleno de las estructuras que ya existen. Luego, las propuestas serán evaluadas en un sentido de viabilidad y se hará una selección de los mejores trabajos, que luego serán presentados a los especialistas de la zona para ponerlos en disposición de las autoridades del municipio.

El pasado tres de febrero, los alumnos realizaron un paseo por el río para contar con un panorama más claro, e identificaron diversas problemáticas en el área. Realizaron encuestas a los lugareños y analizaron las estructuras para identificar posibles mejoras. También tuvieron una sesión informativa con las integrantes de Obras Públicas del Ayuntamiento y personal de COPARMEX.

El jefe del Departamento de Proyectos Arquitectónicos del CUAAD, Luis Giachetto Carrillo, mencionó que “a finales de 2017 trabajamos haciendo unas propuestas en Puerto Vallarta, así como otras en la Zona Metropolitana de Guadalajara. Ya estamos buscando trabajar en otras zonas”. También destacó que los alumnos podrán aplicar ideas de proyectos que se han realizado alrededor del mundo, siempre y cuando sean pertinentes con el entorno geográfico y ambiental del lugar.

El planteamiento multidisciplinario
Por su parte, en el CUAltos participarán de manera directa alumnos de las carreras de Contaduría, Administración y Negocios Internacionales, mediante un diagnóstico socioeconómico y sociodemográfico de las colonias adyacentes al río, que son el centro de la ciudad y los alrededores del Parque Bicentenario y la central terrestre: “Tenemos que entender bien las dinámicas económicas del lugar. Hay gasolineras, talleres mecánicos, entre otros. Una vez hecho esto, veremos cómo influyen en la vida del río. Temas de descargas clandestinas o de escombros acarreados por el temporal”, mencionó Marco Berger García, del Departamento de Estudios Organizacionales del campus.

También resaltó la importancia de atender con servicios básicos a las áreas del río que cruzan por la ciudad, puesto que pueden ser zonas potenciales para inseguridad, basureros clandestinos y hasta focos de infecciones que ponen riesgo la salud de quienes viven en las inmediaciones del lugar.

Los proyectos seleccionados serán puestos a disposición del municipio alrededor de la tercera semana del mes de mayo de este año. El área de estudio comprenderá cuatro kilómetros del río, que iniciará en el Parque Bicentenario y concluirá en la calle Arturo Bayardo, teniendo en cuenta que es el tramo que más influencia tiene con el entorno del municipio. El grupo será también asesorado por profesores de las áreas de urbanística, paisajismo y proyectos arquitectónicos.



Nota publicada en la edición 962