Foto:

Salud

Aumentan traumatismos y muertes relacionados con el alcohol


Por Mariana González
9 Abril 2018

En México, tres de cada 10 personas atendidas en hospitales mueren por algún tipo de traumatismo provocado por accidentes automovilísticos relacionados con el consumo de alcohol, dijo Rosa Elizabeth Sevilla Godínez, investigadora del Departamento de Ciencias Sociales, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS).

La especialista refirió que el 29 por ciento de las lesiones no intencionales de muerte en el país son atribuibles al consumo de alcohol, aunque hay muchos casos de decesos relacionados con esta adicción que no presentan lesiones, como los de las personas indigentes o que viven en la calle.

Rodrigo Ramos Zúñiga, jefe del Departamento de Neurociencias del CUCS, declaró que el abuso del alcohol no sólo tiene como consecuencia la muerte causada por un accidente, sino que también deja lesiones graves que inciden en la calidad de vida y productividad de las personas.

“Doce por ciento de todos los traumatismos tienen un impacto grave, es decir, estamos hablando de pacientes en coma, en los que existe un alto riesgo de secuelas neurológicas de carácter permanente o de muerte, comparado con el 72 por ciento de lo que se tipifica como un trauma de cráneo leve”, explicó.   

El especialista agregó que estudios recientes realizados en el Departamento de Neurociencias revelan que incluso 40 por ciento de los golpes craneales leves presentan lesiones estructurales que traen como consecuencia alteraciones cognitivas, psicoemocionales y físicas que afectan la calidad de vida y les impiden reintegrarse completamente a la sociedad.

De acuerdo con una investigación realizada en dicho departamento respecto al aumento en hospitales de pacientes traumatizados por consumo de sustancias nocivas, Ramos Zúñiga precisó que en los últimos dos años este tipo de accidentes aumentó, por lo que 5.9 por ciento de los pacientes de los hospitales en el país presentan traumatismos ligados al consumo de alcohol; la mayoría de las víctimas de este tipo de accidentes son adultos jóvenes.

Los especialistas afirmaron que la mayoría de las instituciones de salud no cuentan con guías de manejo específicas para discernir las consecuencias del trauma cerebral mayor y la vigilancia de los riesgos que conlleva este tipo de eventos en pacientes jóvenes.

Ramos Zúñiga subrayó que en los estados en los que se ha registrado un incremento de sustancias como el alcohol, la marihuana o el crack, el alcoholímetro podría “no ser suficiente como prueba de escrutinio del estado cognitivo y mental de una persona”, por lo que las instituciones de salud deben de establecer mayores parámetros de vigilancia y escrutinio toxicológico.



Nota publicada en la edición 964