Foto: Noé Dario Mora

Talento U

Proyecto “Aldol”


Estudiantes del CUValles ganaron el primer lugar en la fase regional del Hult Prize, en Toronto, Canadá

Por Dania Palacios
9 Abril 2018

Juan Pedro Mariscal Martínez es estudiante de Ingeniería en Instrumentación Electrónica y Nanosensores del Centro Universitario de los Valles (CUValles). Es uno de los cuatro integrantes del equipo que representó a la Universidad de Guadalajara y a México en la competencia Regional de Hult Prize en Toronto, Canadá.

Junto con Cristian Lizaola y Enrique Rodríguez, estudiantes de la misma Ingeniería, y Ricardo Arreola, estudiante del doctorado en Ciencias Físico Matemáticas, desarrollaron el proyecto “Aldol” que consiste en la producción de biocombustible con bagazo de caña, maíz o agave, a través de nanotecnología.

Con el aprovechamiento de los residuos de ingenios azucareros en Ameca, Jalisco, buscan proveer combustible a un precio menor a los 10 pesos.

La innovación que busca transformar la vida de 10 millones de personas en los próximos 25 años, objetivo principal del reto “Hult Prize 2018”,  desafió a los participantes al aprovechamiento de la energía sustentable con ayuda de sus asesores: Bibiana González, responsable de la Coordinación de Incubación y Emprendimiento, y Víctor Manuel Rentería Tapia, investigador del Centro.

¿Cómo surgió la idea de realizar el proyecto?

El proyecto tiene trabajándose como siete años, ya que fue la tesis de maestría y doctorado de nuestro compañero Ricardo Arreola. La idea de crear el compuesto surgió cuando estaba en una estancia en Oviedo, España, fue cuando comenzó a trabajar en los catalizadores para tener el combustible, ya cuando llega a la región Valles, vio lo que más había que era caña, para trabajar en alcohol y transformarlo en combustible.

¿Cómo se conformó el equipo para “Aldol”?
Cuando salió la convocatoria de Hult Prize, Ricardo consultó con su asesor y se hicieron unas entrevistas de las personas que podían conformar el equipo, se veían sus habilidades y en qué podrían contribuir entre todos. Y así fue como conocimos a Ricardo, y nos seleccionó para hacer el equipo. Cada uno se dedica a una parte, unos a la investigación para hacer la maquinaria, yo me dedico más en la cimentación de la empresa, de todo el equipo que se necesita para que funcione una industria.

¿Cómo fue tu experiencia de competir en Toronto con otras 49 universidades?

Fue muy buena. Es muy bonita la ciudad. La competencia, todos fueron muy amables, nos trataron muy bien, conocimos gente de otros lados. Aprendimos bastante de otras personas, al ver otras presentaciones, te ayuda a reforzar lo que ya conoces, abrir más la mente y ver nuevas cosas. Fue una muy buena experiencia. Estábamos algo nerviosos porque había demasiados países, pero al final nos dimos cuenta que éramos igual de buenos que otros estudiantes, no por ser de otras universidades de gran renombre, la Universidad de Guadalajara también tiene mucho potencial y cuando ganamos nos sentimos bastante felices, no nos la creíamos y más de pasar a la siguiente etapa y poder llegar a la final para crear la empresa, que es el objetivo de todo esto.

¿Qué le falta al proyecto?, ¿qué necesitan para ganar?

Con el hecho de que ganamos la competencia Regional en Toronto, obtuvimos el pase para Londres por ocho semanas, donde estarán otros 49 equipos, para recibir capacitaciones afinaremos el proyecto, desde la parte de negocio, el aspecto legal, el prototipo. La característica especial es que, después de esos dos meses, será terminar el prototipo para competir contra los otros 49 equipos para ser uno de los seis seleccionados e ir a la final por el millón de dólares.



Aprendimos bastante de otras personas, al ver otras presentaciones, te ayuda a reforzar lo que ya conoces, abrir más la mente y ver nuevas cosas
Nota publicada en la edición 964


Otros temas de interés

18 / Junio / 2018

11 / Junio / 2018

4 / Junio / 2018

28 / Mayo / 2018

21 / Mayo / 2018

14 / Mayo / 2018

7 / Mayo / 2018