Foto: Fernanda Velázquez

Talento U

Esmeralda Consuelo García Chavira


Estudiantes del CUCS presentará investigación sobre educación sexual en un coloquio internacional organizado por el Centro de Estudios e Investigaciones Afro-Ibero-Americanos y respaldado por la UNESCO

Por Laura Sepúlveda Velázquez
30 Abril 2018

Promover la salud sexual y reproductiva entre los jóvenes de 17 a 22 años es el objetivo del proyecto de investigación titulado “Afro Ser, el color de los sentimientos”, en el que participó la estudiante de psicología del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), Esmeralda Consuelo García Chavira.

Dicho proyecto surgió como parte de la materia de salud mental, dentro de un intercambio académico en la Pontificia Universidad Católica del Perú, en el que también participaron  Zaida Castro, Jorge Borja y Elisa Purizaca, alumnos de esa universidad.

La investigación será presentada del 9 al 11 de mayo en un coloquio internacional en África organizado por el Centro de Estudios e Investigaciones Afro-Ibero-Americanos (CERAFIA), hecho que llena de orgullo a la universitaria y la motiva a seguir trabajando.

Háblanos del trabajo.
Desarrollamos un proyecto de promoción en salud sexual y reproductiva para jóvenes afrodescendientes de entre 17 y 22 años, estos jóvenes pertenecen a una organización no gubernamental de Lima, Perú, donde los preparan para ser líderes afro-peruanos políticos para que puedan trasmitir al resto de la población la cuestión del desarrollo de sus derechos humanos en total plenitud y su ciudadanía.

¿Cuál es el objetivo del proyecto?
Que mediante el entrenamiento de habilidades sociales para la vida ellos puedan hacer frente a estereotipos que se dan en torno a su sexualidad bajo estigmas de raza, hay algo que sucede con la raza negra en particular, que tiene cierta sexualización por rasgos corporales, nuestra hipótesis parte de que estos estereotipos bajo un contexto de discriminación y racismo pueden afectar.

¿Qué viene ahora para el proyecto?
A la universidad llegó una convocatoria de un coloquio internacional organizado por el Cerafia de la Universidad Omar Bongo, en Libreville, Gabón, que se realiza para celebrar los 20 años del centro, mandamos el proyecto que realizamos y fue aceptado y vamos ir a dar una ponencia, a presentarlo y ellos decidirán si se abre o no una línea de investigación. Dicho centro está respaldado por la UNESCO.

¿Cómo te sientes de que haya sido seleccionado el proyecto?
Orgullosa y contenta, para mí es un gran logro, tanto académico como profesional y personal. Me siento contenta porque logró este proyecto trascender, además de que mi curiosidad se encendió y me pregunto qué pasa en México, y me ha dado un golpe de realidad de que aquí se vive discriminación y racismo, no tanto en cuanto a raza, sino por cuestiones de mestizaje, eso es más complejo y este proyecto podría llevarse a cabo aquí y fortalecerlo más con un mayor impacto social.

¿Qué te ha dejado esta experiencia?
Mi motivación es más grande y creo que si se tiene un sueño hay que ir y luchar por él,  porque de ahí pueden surgir grandes cosas, lo del intercambio académico fue un sueño que yo me plantee y fui y ahora veo los frutos, y es una manera de motivar a mis compañeros a que plasmen sus ideas y aprovechen estas oportunidades.



Mi motivación es más grande y creo que si se tiene un sueño hay que ir y luchar por él, porque de ahí pueden surgir grandes cosas
Nota publicada en la edición 967


Otros temas de interés

15 / Octubre / 2018

8 / Octubre / 2018

1 / Octubre / 2018

24 / Septiembre / 2018

17 / Septiembre / 2018

10 / Septiembre / 2018

3 / Septiembre / 2018