Foto:

Patrimonio

Restauran la Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz


Por La gaceta
4 Junio 2018

El pasado miércoles dio inicio la restauración de los murales de la Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz de la Universidad de Guadalajara, entre ellos el que plasmaron David Alfaro Siqueiros y Amado de la Cueva. Los trabajos se hacen bajo la supervisión del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Desde el pasado 30 de mayo se cerró la nave central de la biblioteca al público, donde serán instalados los andamios para iniciar los trabajos de restauración a cargo del Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam) del INBA, que concluirán en la segunda quincena de octubre de 2018.

Los libros que se encuentran en la nave central no podrán ser consultados hasta que esta área sea reabierta. La Capilla de Loreto será la única sección de la Biblioteca que permanecerá abierta al público.

El acervo disponible en la Capilla de Loreto es el infantil y juvenil, Historia, Arte, Arquitectura y Diseño, breves selecciones de obras generales, como diccionarios y enciclopedias, además del área de invidentes y publicaciones periódicas.

La gestión de la restauración comenzó en mayo de 2017, es decir, desde antes del incidente registrado el 29 de diciembre, cuando delincuentes entraron a la biblioteca y provocaron un incendio.

Para tal propósito se realizó una valoración del conjunto de murales denominado Olimpo house por parte del restaurador del Cencropam, Jacobo García Cruz, quien en enero visitó por segunda vez el recinto para la inspección ocular en el área del incendio, y llevar al cabo la actualización del dictamen de estado de conservación enviado anteriormente.

Como resultado, García Cruz encontró acumulación de hollín a raíz del siniestro, el cual no afectó de manera grave los aplanados, ni la película de color de las obras.

Asimismo, se realizaron pruebas de limpieza para determinar el material que se utilizará para restaurarlas.

Se trata de la obra del muro norte, denominada Nacimiento, de Jesús Guerrero Galván, y la del muro sur, Desnudo de mujer, de José Parres Arias. Ambas fueron realizadas en 1931 con técnica de pintura al temple.

La Biblioteca ha tenido recientemente otras reparaciones en coordinación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para la restauración y el mantenimiento en el exterior, particularmente de la azotea, su cúpula y las canteras.

También en diciembre del 2017 se iluminó el exterior del recinto para destacar su belleza arquitectónica.

Los avances de la restauración serán dados a conocer en una rueda de prensa programada para el 8 de junio próximo, encabezada por autoridades universitarias y del Cencropam.



Nota publicada en la edición 972


Otros temas de interés