Foto:

Primer Plano

Una intervención profunda


Por Julio Ríos
11 Junio 2018

Alberto González Vieyra, quien coordinará al equipo de restauradores del CENCOPRAM en los trabajos de la Biblioteca  Iberoamericana Octavio Paz, explicó que el recinto alberga los murales de David Alfaro Siqueiros y Amado de la Cueva en su nave central. Ahí, el artista chihuahuense desarrolló el tema de los “Ideales agrarios y laboristas de la Revolución mexicana de 1910”.

“En los murales de la nave tenemos tres etapas. En la primera vamos a empezar con un andamio, un diseño especial para no desarmarlo. Este diseño nos va a permitir recorrer toda la nave en una sola etapa. Solamente en el ábside de la Capilla y el muro del coro serán andamios modificados, con diseño especial. Esto conlleva sus tiempos”.

Indicó que realizarán trabajos de estabilización de los soportes, en la zona donde está pintado se inyectarán muros, se realizará nivelación de los estratos principales y posteriormente una limpieza en seco para eliminar polvos adheridos sobre la superficie.

“Haremos otra limpieza acuosa, para eliminar polvos y suciedades diversas. Se hace una limpieza local o química con el sentido de retirar intervenciones anteriores que pudieran estar oxidadas. Finalmente se hace un proceso de reintegración cromática, que es la parte en la que más se notarán avances porque es la parte estética de la intervención, que consiste en aplicar color de tal forma que lo que hagamos sea notorio a un metro o dos metros, pero a la distancia se pierda”, afirmó.

Para ello se echará mano de técnicas como el regattino o el puntillismo, entre otras.

La intervención también comprende los murales inconclusos del llamado Olimpo House, un cubículo en la segunda planta que funciona como oficina de la Biblioteca y lugar que, de acuerdo a los expertos de CENCROPAM, tienen acumulación de hollín a raíz del incendio que provocó el robo del 29 de diciembre de 2017.

Las obras iniciadas en 1931 del Olimpo House son de autoría de Jesús Guerrero Galván, José Parres Arias, Alfonso Michel y Francisco Sánchez Flores. 

“El retiro del polvo del Olimpo House, que sufrieron debido al incendio, es importante porque el humo conlleva partículas que son muy ácidas y si no se retiran pueden afectar a la pintura”, agregó.

Además, estos trabajos servirán para explorar a profundidad los murales del Olimpo House, los cuales quedaron inconclusos por problemas en la universidad de aquella época.

“Esto es importante porque estos murales no han sido muy tocados, sólo tienen una intervención desde los años 30. No ha sido demasiado estudiado este conjunto, trataremos de complementar los estudios que teníamos con algunos otros nuevos, aunque el tiempo que tenemos no es mucho”, añadió González Vieyra.

Al final de su participación, el CENCOPRAM entregará un manual de conservación que incluye recomendaciones para la conservación de los murales y su entorno, aspectos de iluminación adecuada, ventilación y fumigaciones.



Nota publicada en la edición 973

<< Anterior | 1 | 2 |