Foto: Abraham Aréchiga

Primer Plano

Emilio Puig Arévalo Maestro Emérito por la UdeG


Ha sido parte de la Universidad de Guadalajara por más de cinco décadas, donde ha destacado por sus aportaciones a la academia y a la investigación

Por Laura Sepúlveda Velázquez
25 Junio 2018

Por ser un destacado investigador y reconocido académico, formador de múltiples generaciones de estudiantes de talla nacional e internacional, cuyas aportaciones han sido de gran trascendencia en las ciencias químicas, especialmente en la ingeniería, la Universidad de Guadalajara (UdeG) le entregó el pasado lunes el título de Maestro Emérito al doctor Jorge Emilio Puig Arévalo.

El académico del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI), ha destacado además como directivo en esta Casa de Estudio y contribuyó aa desarrollo de las estructuras departamentales disciplinares de la institución, logrando la consolidación del Departamento de Ingeniería Química y su proyección nacional por su productividad.

En la ceremonia realizada en el Paraninfo Enrique Díaz de León, el Rector General de la UdeG, Miguel Ángel Navarro Navarro, expresó que Puig Arévalo es uno de los científicos más destacados de la Universidad, y sus logros son ejemplo e inspiración para los miembros de la comunidad universitaria.

“Ha sido un egresado destacado de la institución, donde se graduó como ingeniero químico hace 45 años y a la que ha estado ligado por más de cinco décadas como estudiante y profesor”, dijo Navarro Navarro.

Indicó que una de las actividades más valiosas para la sociedad actual es la investigación básica y aplicada que soluciona problemas sociales y promueve el crecimiento económico, y en este sentido el desarrollo de  biomateriales y nanomateriales aplicables en la ingeniería de alta tecnología, campo de estudio al que el doctor Puig se ha dedicado, se considera fundamental para el desarrollo de la industria y economía nacionales.

“La Universidad reconoce sus aportaciones científicas mediante más de 18 proyectos relacionados con polímeros y la obtención de registro de tres patentes solicitadas por diversas empresas. Esta comunidad se suma a los múltiples reconocimientos, homenajes y premios a los que se ha hecho acreedor por su trayectoria y aportaciones científicas”, abundó Navarro Navarro.

Puig Arévalo, miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), expresó su agradecimiento por recibir el reconocimiento más importante que otorga la Universidad a un académico, y recordó que la mayor parte de su vida ha estado ligada a la UdeG y narró diversos pasajes de su trayectoria.

“Ingresé a la Preparatoria 2 en 1966, a los 15 años, lo que representa más de 51 años de vida en la Universidad. En 1968 ingresé a la exfacultad de Ciencias Químicas a estudiar la carrera de Ingeniería Química, fueron cinco años muy activos y difíciles”, resaltó.

Enfatizó sobre la importancia de la ciencia y la tecnología en el desarrollo de un país, y subrayó que es necesario que los gobiernos federal y estatales aporten más fondos a estos rubros, ya que México es el país que menos inversión tiene en esta materia. Exhortó a las industrias a apoyar los proyectos de investigación con investigadores mexicanos.

La rectora del CUCEI, Ruth Padilla Muñoz, expresó que, sin la infraestructura adecuada, Puig Arévalo impulsó, propuso, enseñó, investigó y definió en su tiempo lo que debía ser el perfil de un investigador.

“No se queda quieto un minuto, incansablemente va de un tema a otro, siempre en la búsqueda de conocimiento nuevo, que produce o consulta, que comparte, que recrea. Es aquél que deja huella, que impacta siempre en el lugar donde esté”, definió Padilla Muñoz a Puig Arévalo.

“Es un gran investigador de innegables méritos académicos —concluyó—, uno de los pioneros en el estudio y desarrollo de las nanopartículas poliméricas, formador de múltiples generaciones de investigadores, hoy miembros del SNI”.



Nota publicada en la edición 975