Foto: Archivo

Exposición

El misterio y la ambivalencia de Rafael Coronel


La obra del pintor zacatecano estará expuesta en el Museo de las Artes hasta el 19 de agosto

Por Martha Eva Loera
25 Junio 2018

Lo enigmático y ambivalente se combina en la exposición “Rafael Coronel. Alegoría de la razón”, para dar cuenta de un universo en el que predominan personajes con vestimentas que parecen inspiradas en el esplendor cortesano o clerical de la Edad Media, en medio de ambientes nebulosos o en los que predominan los claroscuros.

La muestra que alberga el Museo de las Artes (MUSA) estará abierta para el público en general hasta el 19 de agosto de este año, en la sala 1 de la planta baja del MUSA de la Universidad de Guadalajara. Está compuesta por tres esculturas en bronce, de color negro, y 27 pinturas en acrílico, óleo y pastel.

En la obra que conforma la muestra hay referencias a la literatura, como el flautista de Hamelín, un personaje de una leyenda retomada por los hermanos Grimm, que logró librar a una ciudad alemana de ratas; hay también alusiones a la Inquisición, sobre todo en la escultura, donde maneja personajes con altos sombreros puntiagudos, que recuerdan los condenados, pero también a los magos. No es posible saberlo con exactitud porque no hay pistas del contexto, lo que da lugar a múltiples interpretaciones.

En sus cuadros hay también mujeres, borrachines, máscaras y cabezas, estos dos últimos elementos muy frecuentes en el arte, y que son manejados por artistas como Remedios Varo.

El manejo de claroscuros notorios en la muestra es más evidente en su etapa temprana, en la que empezó a experimentar con los manejos de la luz. Se pueden percibir influencias de artistas como Caravaggio, Goya, Diego Velázquez, entre otros.

Las esculturas en color negro se caracterizan por ser más juguetonas y menos solemnes que la obra pictórica.

Las piezas de la exhibición, pertenecientes a la Colección de la Fundación Black Coffee Gallery, fueron seleccionadas por un equipo curatorial del museo compuesto por ocho profesionales, encabezados por la Coordinadora de Exposiciones y Educación del MUSA, Laura Ayala Castellanos.

La obra más antigua expuesta es de 1964, la más reciente data de 2016. Algunas de sus pinturas expuestas son Madre e hija (1980); El Tisiano (1969); Caravaggio en Venecia (2006); Mi tía (1969).

Coronel es uno de los artistas mexicanos con mayor proyección internacional. Sus obras han sido expuestas en Bélgica, Brasil, Estados Unidos e Italia.

Nació en Zacatecas, en 1931. Entró en contacto con el arte desde su infancia, ya que su abuelo decoraba iglesias y su hermano Pedro también fue artista plástico. En 1951 se trasladó a la Ciudad de México, donde el ambiente cultural influyó en él para definir su vocación. Ingresó a la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda” en 1952 y en 1959 presentó, en el Palacio de Bellas Artes, su primera exhibición individual titulada “Retratos”.

Coronel ha creado una obra que está a la altura de artistas como José Clemente Orozco o Diego Rivera. Su cuadro La vieja del ganso apareció en los billetes de la Lotería Nacional en 1995.

Fue yerno del pintor Diego Rivera al casarse con su hija Ruth y trabajó en el estudio de este muralista mexicano por más de veinte años. En 2010 le fue otorgado el Premio Iberoamericano al Mérito de las Artes.



Nota publicada en la edición 975


Otros temas de interés