Foto: Cortesía

FITPA

Un festival para los primeros años


Compañías de teatro nacionales y extranjeras presentarán puestas en escena para bebés del 25 de junio al 1 de julio en la ciudad

Por Iván Serrano Jáuregui
25 Junio 2018

El público más olvidado, ése al que se le prohíbe la entrada en muchos espectáculos culturales, el de los bebés de cero a seis años, tiene un encuentro pensado totalmente para ellos; se trata del Festival Internacional de Teatro para los Primeros Años (FITPA), que en su tercera edición busca crear espacios amorosos para los pequeños y sus papás.

Con la participación de cinco compañías de teatro especializadas para la primera infancia, trece funciones y un concierto para bebés, dos talleres para padres de familia y uno para creadores escénicos son algunas actividades que se realizarán del 25 de junio al 1 de julio en ocho sedes en la ciudad.

A tres años de haber nacido, este proyecto —por parte de A la Deriva Teatro y auspiciado por Cultura UDG y la Secretaría de Cultura de Jalisco—, ya se ha consolidado en la preferencia del público, así lo dijo la directora del FITPA, Susana Romo.

“Queremos visibilizar la urgente necesidad de generar actividades culturales incluyentes de la primera infancia en el estado. Este año nos acompañan compañías de Rumania, Argentina y España, enfocadas en niños”.

El FITPA contempla talleres de lactancia, el papel del varón en la crianza y el manejo de crisis en infantes. Este año también se anunciará el primer directorio de compañías latinomericanas de teatro y artistas cuyo trabajo está enfocado en el público de los primeros años.

Algunos lugares donde se presentarán las obras y conferencias serán Hogar Cabañas, Centro Cultural Kóokai, Centro Cultural Constitución, Globo Museo de la Niñez  de Guadalajara Biblioteca Pública del Estado de Jalisco Juan José Arreola y el Conjunto de Artes Escénicas, sitio donde se realizará “Do, re, mi bebé. Concierto para los primero años”, por parte de la Orquesta Sinfónica Juvenil de Guadalajara.

“El panorama ha cambiado en estos años: los boletos del concierto se agotaron en menos de veinticuatro horas, así como los espectáculos para niños de cero a tres años; esto nos mostró lo que ha crecido la convocatoria con el público dedicado al grupo más olvidado”, informó Romo.

Por tal motivo, se abrirá una segunda fecha de “Do, re, mi bebé…”, el 7 de julio a las 12:00 horas en el mismo lugar. 

El Secretario de Vinculación y Difusión Cultural de la Universidad de Guadalajara, Igor Lozada, dijo que es reconfortante saber que A la Deriva Teatro es creadora de este tipo de legados que tienen impacto local e internacional.

“Es alentador que el proyecto se está apropiando de la ciudad. A la Deriva Teatro hace diez años se enfocó en los adolescentes, ahora lo hacen con los bebés. Lo que han construido ha sido enriquecedor; para la Universidad de Guadalajara es grato recibir propuesta innovadoras que excedan los límites del arte. Si estamos hablando que la cultura reconstruye el tejido social, este proyecto es innovador”, señaló.

El director general de Desarrollo Sectorial y Vinculación de la Secretaría de Cultura de Jalisco, Diego Escobar, felicitó a los creadores del proyecto, quienes permiten aprovechar los espacios que la ciudad ya tiene.

Romo informó que esta tercera edición estará dedicada a Tadeo, el pequeño de ocho meses que fue víctima de uno de los bloqueos del crimen organizado, el pasado 21 de mayo.

“Porque no podemos, no debemos y no queremos olvidar lo que sucedió. Todo el festival estará dedicado a Tadeo. Nunca antes habíamos vivido un ambiente de tanta violencia en Jalisco, ni habíamos tenido tanto miedo de caminar, salir y jugar con nuestros niños. La respuesta a ese dolor es hacer un espacio de encuentro, un espacio para la ternura, ese es el objetivo del FITPA”, recalcó.

El festival prevé atender, por cada función, a entre quince y veinte bebés con la compañía de sus papás; para el concierto esperan que ochenta pequeños sean los presentes. Romo lamentó que actualmente no pueden atender la demanda de los espectadores, quienes se han mostrado entusiastas de acudir a las puestas en escena.

“Nunca habíamos tenido la necesidad de espacios seguros y amorosos para los bebés como ahora. Tenemos una expectativa de atención de mil quinientas personas durante el festival”, subrayó.

“Los espacios para bebés son totalmente incluyentes, los bebés con discapacidad pueden acudir sin problemas. Estos espectáculos son benéficos porque son experiencias amorosas. Se ha demostrado que es positivo en términos psicológicos, neuronales, y de generar vínculos”, precisó.

Durante la rueda de prensa fue presentada una mascota, que fungirá como enlace de comunicación con el público; se trata de la personificación de una barquita de papel, para la cual convocarán a los usuarios de redes para que le pongan un nombre.

Esperan que para la edición de 2019 las compañías de teatro atiendan a una convocatoria para participar, pues ahora sólo se hace por invitación directa.



Nota publicada en la edición 975

| 1 | 2 | Siguiente>>

Otros temas de interés

12 / Junio / 2017