Foto:

Edición

Luvina elige


Con la temática designada para el más reciente número de la revista, una serie de autores abren las posibilidades y también las formas de elegir

Por Martha Eva Loera
2 Julio 2018

Elegir tiene una connotación electoral. Significa designar por una votación a una persona o a un partido político para un cargo o un conjunto de éstos. Significa también preferir o seleccionar, y ese es el tema que la revista Luvina trata en su edición 91, que corresponde al verano de 2018.

Los autores que participan en este número reflexionan, analizan y componen relatos en torno a este verbo, abarcando las decisiones que se tienen que tomar en la vida política y la vida  privada.

En esta edición participa Josu Landa, filósofo, poeta y ensayista de origen venezolano, con el texto “Entre dioses, titanes, ascetas y tlacuaches”, en el que reflexiona: “Estamos condenados a juzgar y optar sin fin, al tiempo que casi nada ayuda a que cumplamos esa función humana con razón y libertad”, y prosigue señalando la conveniencia de ejercer el verbo elegir de manera libre, sin coacciones, ni determinaciones.

La poeta, cronista y artista visual chilena Carmen Berenguer participa con “Escribirme escribiendo”, en el que reflexiona sobre la posibilidad de elegir y la toma de riesgos.

En poesía destaca Sara Lorenzano, escritora argentina que participa con “Cinco elecciones amorosas”; “Elegir en la distancia”; “Elegir el silencio” y “Elegir tu nombre”; Santiago Kovadloff, de Argentina, participa con “Hombre en la sinagoga”, “Flor de verano, fin del país” y “El curso de mis manos”.

Hay también textos de Juan Bautista Durán, de España; Jacopo Ramonda, de Italia, Mario Goloboff, de Argentina; Ronald G. Hernández Campos, de San José Costa Rica y Henrik Nilsson, de Suecia.

En la sección de arte se encuentran las colaboraciones de Juan Carlos Macías, pintor y grabador y del artista plástico Víctor Hugo Pérez, combinado con textos de la poeta Carmen Villoro sobre su exposición “Hembras”, que se exhibe en el MUSA.

Juan Carlos, de origen tapatío, ha tenido exposiciones individuales y colectivas en diversas galerías de México, Estados Unidos, Francia, Argentina, Costa Rica, Brasil, Corea y Marruecos.

En cuanto a Víctor Hugo Pérez, también artista local, trabajó con la Galería de Alejandro Gallo, en Guadalajara y con la Galería Hilario Galguera en la Ciudad de México. Ha expuesto en la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, así como en algunos países de Europa. Su trabajo se encuentra en la colección Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara; en la Colección del Pueblo de Jalisco, en el Instituto Cultural Cabañas y en la Colección de la Fundación Black Coffe Gallery.



Nota publicada en la edición 976


Otros temas de interés