Foto: Fernando Melgoza

Ciénega

Periodismo en Ocotlán desde la academia


Pese a las condiciones que limitan el trabajo periodístico en Ocotlán, las empresas de medios de esta localidad reconocen la formación de los egresados de la UdeG

Por Iván Serrano Jáuregui
9 Julio 2018

No son más de 10 medios de comunicación los que existen en Ocotlán, Jalisco; en éstos, los egresados de la licenciatura en Periodismo, del Centro Universitario de la Ciénega (CUCiénega), han entregado perfiles que aportan a las dinámicas informativas que ofrecen en esta ciudad desde hace una década.

Diego Noel Ramos Rojas, docente de esta carrera y autor del estudio Claves para comprender el papel del periodista y sus retos actuales en la ciudad de Ocotlán, refiere que es un desafío para los nuevos reporteros que salen del CUCiénega, pues éstos se han incorporado a medios al mando de empresarios que poco conocen de la profesión.

“Muchos de los semanarios de Ocotlán fueron creados por gente que se había construido del oficio empírico o sin ninguna experiencia periodística. Simplemente era un empresario que quería ampliar sus redes o perspectiva ideológica a través de un medio. A estas publicaciones vino a darles una bocanada de aire fresco la llegada de la licenciatura en Periodismo, a mediados de la década pasada”.

En dicho estudio, Ramos Rojas hace un recorrido histórico para conocer el contexto de los medios de esta localidad de la región Ciénega, así como el proceso de creación de noticias en medios que se caracterizan por estar atiborrados de publicidad y ser descuidados en sus textos.

Uno de los testigos de esta situación en los medios privados ocotlenses es Luis Enrique Bermúdez, joven egresado de Periodismo del CUCiénega, quien ha laborado en distintos medios de prensa escrita, televisión y radio del municipio, y quien avala el interés empresarial que eclipsa la labor periodística.

“Muchos de los reporteros y directores de medios en Ocotlán no son periodistas y menos egresados de una carrera afín a la comunicación. Algunos tienen carreras técnicas en ingeniería, en derecho e incluso algunos son exdeportistas. Gracias a esta falta de formación, varios medios limitan la idea de la labor periodística a que ser reportero sólo consiste en hacer transmisiones en vivo en las redes sociales”.

Pese a esto, el joven explica que en dichos medios los egresados de Periodismo han dejado huella. Aun así, actualmente no se vislumbra un antes y un después, por las condiciones de las empresas.

“Sí se queda la esencia de un periodismo que se ha formado en las aulas, pero no ha habido un parteaguas. La prueba está en que la mayoría de los reporteros no se han quedado en la ciudad, porque buscan crecer sus habilidades en otras partes”.

Entre las dificultades a las que se enfrentan los reporteros, asegura que está una deficiente dirección editorial que le dé rigor a los contenidos e incluso al estilo de redacción, derivado de la falta de formación periodística por parte de quienes comandan los proyectos.

“Las empresas de medios no apuestan a eso. Entonces las herramientas que ofrecen a los egresados se quedan cortas”.

Otro de los problemas que aquejan a los egresados que laboran en el municipio es la paga. Bermúdez Frausto refiere que suelen pagar alrededor de 100 pesos por redacción de nota reporteada.

Al respecto, el profesor investigador del CUCiénega dijo que la calidad del periodismo no está fallando, sino el modelo de negocio del medio, para hacer que los profesionales puedan vivir de eso. Por lo pronto la publicidad es lo que ha sustentado a los semanarios ocotlenses.

En materia del trabajo de los egresados, Ramos Rojas menciona que es bueno y que eso queda demostrado con la creación de reportajes de calidad.

“Como parte del estudio encuestamos a estudiantes próximos a egresar y que estaban trabajando en estos medios. Lo que comentaron fue que sus jefes veían en ellos a personas preparadas. Los directores confiaban un poco más en ellos por ser estudiantes o egresados de la carrera, así que los empezaban a ascender: pasaban del reporteo a ser editores e, incluso, en unos casos mejoraron sus salarios por nota, pues el medio no tenía condiciones para darles las prestaciones sociales”.

Tanto el docente como el egresado aseguran que hay un área de oportunidades para emprender el periodismo en la región Ciénega, pues éste es necesario para completar la labor informativa gestada en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

“A pesar de todo, aquí en Ocotlán se hace periodismo. La región tiene mucho que decir y complementa la visión que se tiene de Jalisco. Vale la pena leerlos, escucharlos y verlos”, externa Bermúdez Frausto.

Indicaron que proyectos web, como el portal decisiones.com.mx, creado por egresados de la licenciatura, se ha dedicado a cubrir temas de interés de Ocotlán y los municipios aledaños, con valores periodísticos que emanan de la academia.



La licenciatura en Periodismo vino a darles a los medios locales una bocanada de aire fresco
Nota publicada en la edición 977