Foto: Abraham Aréchiga

Universidad

Casas que promueven el desarrollo comunitario


El programa ofrecido por la UDGVirtual cuenta con una red de 44 sedes ubicadas en 26 municipios de Jalisco

Por Julio Ríos
16 Julio 2018

Además de llevar la educación y reducir la brecha tecnológica en los municipios alejados de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), el Programa Comunidades de Aprendizaje y Servicios Académicos (Casa) de UDGVirtual, fortalece el desarrollo social de las comunidades.

Este programa, que cumplirá 15 años en 2019, cuenta con una red de 44 sedes ubicadas en 26 municipios de Jalisco. Gracias a estas Casas, personas de todas las edades que no cuentan con computadora en su hogar tienen la oportunidad de estudiar bachillerato, licenciatura o posgrado, en poblaciones donde no hay algún centro universitario.

El director académico de UDGVirtual, Jorge Alberto Balpuesta Pérez, señaló que este programa ofreció, en 2017, 48 cursos de capacitación abiertos a la ciudadanía y servicios de asesoría en trámites escolares.

“Tenemos, como objetivos, combatir la brecha educativa y tecnológica en entornos sociales excluidos de servicios educativos y del acceso a recursos científicos y tecnológicos”.

La responsable del Programa de Extensión de UDGVirtual, Noemí Moreno Ramos, declaró que el Programa de Casa Universitaria se concibe como un proyecto social.

“En estas comunidades también hay conocimiento valioso y generamos un círculo virtuoso para cumplir las tres funciones sustantivas de la UdeG: educación, investigación y extensión”.

Un caso de éxito es la Casa Universitaria de Tizapán el Alto, que cuenta con alrededor de 800 usuarios al mes, entre estudiantes de bachillerato y licenciatura, así como los participantes de distintos cursos y los talleres infantiles, y a quien se le apoya con algún trámite, ya que se ha convertido en un punto de cohesión social, dijo la Jefa de la Unidad de Promoción de UDGVirtual, Laura Topete González.

Tizapán el Alto es un municipio de 23 mil habitantes, donde las principales actividades económicas son la agricultura, la pesca y la ganadería. La migración es un fenómeno común, lo que ha encarecido la mano de obra para las actividades agropecuarias, detalló el secretario del ayuntamiento, Carlos Navarrete Garza, quien calculó que hay alrededor de mil 500 migrantes jóvenes.

Lucía Méndez Buenrostro, promotora de la Casa Universitaria de Tizapán y egresada de UDGVirtual, comentó que antes de 2009 los jóvenes que egresaban de la preparatoria no tenían una institución donde estudiar.

Dijo que de los 800 usuarios que mensualmente se reciben, jóvenes y niños, 73 son estudiantes de UDGVirtual que no tienen computadora en su casa; el resto acude por los talleres culturales y a leer en la biblioteca.

Entre los talleres que se ofrecen destacan: cómputo, inglés, violín y lectura para niños, además de un huerto de cultivo orgánico, que es muy concurrido, ahí siembran para autoconsumo, lo que fortalece la dieta de las familias y representa un ahorro económico.

Noemí Moreno dijo que el presupuesto básico para todas las Casas Universitarias es de dos millones de pesos anuales. Cuentan con 44 sedes y se analizan nuevas aperturas.



Nota publicada en la edición 978