Foto: Fernanda Velázquez

MUSA

Una mirada reflexiva sobre la modernidad


Lecturas de un territorio fragmentado estará abierta al público en las salas de la planta alta del MUSA del 13 de julio al 7 de octubre de este año

Por Mariana González
16 Julio 2018

El arte es una forma de reflexionar y criticar los entornos político-sociales que se viven en un país. El Museo Amparo, de la ciudad de Puebla, trae al Museo de las Artes (MUSA), de la Universidad de Guadalajara, una exposición colectiva de arte contemporáneo mexicano que aporta una mirada reflexiva acerca de la modernidad prometida en el país.

Treinta y siete piezas en collage, dibujo, escultura, fotografía, instalación, pintura, serigrafía y video de veintiséis artistas mexicanos conforman Lecturas de un territorio fragmentado, una colaboración entre ambos museos que refleja la diversidad y la fragmentación del territorio mexicano, explicó Cecilia Delgado Masse, una de las curadoras.

Artistas de estados tan distintos como Nuevo León, Oaxaca, Ciudad de México o Jalisco, aportan una crítica con sus obras fechadas entre 1970 y 2017, además de hacer una panorámica de la producción de arte contemporáneo en México.

“Para el público va a ser interesante ver un mosaico de distintas producciones a nivel de localidades de lo que implica México como país. Tener artistas de distintos puntos la hace también muy rica en términos de poder ver un panorama más amplio de la producción artística mexicana”, aseguró en entrevista Delgado Masse.

La también directora del Museo Universitario de Ciencias y Artes de la Ciudad de México, aseguró que cada pieza es una reflexión de realidad social y de la riqueza cultural de las regiones del país.

“El territorio mexicano es muy amplio y también tiene una riqueza cultural muy definida en función de esas regiones, que creo que cada artista va reformulando o resignificando desde su propia localidad. Esto hace muy rico el ejercicio en términos de ver ciertas problemáticas, ciertas constantes y ciertas interpretaciones”, expresó.

Las obras forman parte de la colección de arte contemporáneo del Museo Amparo y fueron seleccionadas de una exposición del mismo nombre que fue expuesta en Puebla. Nombres como Gabriel Orozco, Francis Alÿs, Julio Galán, Tania Candiani, Magali y Adriana Lara y Eduardo Terrazas son parte de los artistas que componen la exposición.

Delgado Masse, junto con la curadora Amanda de la Garza, buscaron armar una muestra en cinco temas que aluden a lo que en algún momento representó la modernidad en el arte.

“La alegoría”, “Narraciones escritas”, “La ruina contemporánea”, “La noción de territorio” y “Economías de la representación” son los ejes que articulan las obras que ocupan la planta alta del MUSA.

“Fuimos definiendo ciertos casos de obras que hacían una reflexión crítica sobre esa noción de modernidad, y lo que hoy significa ser contemporáneo, cuáles son las implicaciones de definirse dentro de una cultura mexicana”, aseguró la especialista.  

Para Delgado Masse es importante que el arte reflexione acerca de la modernidad porque es el periodo inmediato que ha vivido la humanidad y porque es necesario analizar si se cumplió esa idea de progreso que se prometió en el siglo XX.

“La modernidad se planteó como un lugar de progreso de confort, de democracia, hoy podemos ver que ha estado sujeto más a un acuerdo económico que social y ha polarizado las clases sociales. Eso lo vemos no solamente en México, sino que sucede en todas partes y es resultado de un sistema que no tiene contrapeso. Son puntos que valdría observar y pensar en ellos en términos de que las imágenes de la exposición hablan de otro tipo de situaciones que no responden al presente y que están ancladas a un modelo que funcionó y se desarrolló en la primera mitad del Siglo XX”, indicó.

Al presentar la exposición, Ramiro Martínez Estrada, director del Museo Amparo, recalcó que esta mirada particular es resultado de que la producción artística en México de los últimos quince años ha mostrado un mayor interés mayor sobre la problemática social del país y lo que está viviendo.

“Consideramos que en la parte contemporánea de la colección era importante porque hay un cambio fuerte en los últimos años de cómo se ve México, de la modernidad como esta idea de que íbamos a despegar y de que no necesariamente sucedió en todas partes. Sí hay una línea política, por llamarle de alguna manera, y creo que es importante generar cuestionamientos a través del arte para el público, es uno de los valores del arte, crear preguntas y respuestas sobre qué es lo que percibimos a través de la mente de los artistas”, aseguró.

Una exposición muestra itinerante
Esta es la primera ocasión que la exposición se presenta fuera del Museo Amparo y luego de ocho años de enfocar esfuerzos en la adquisición de este tipo de obras para enriquecer la colección que se compone de piezas prehispánicas, colonial y del siglo XIX.

“Para nosotros es muy importante que se presente en Guadalajara como la segunda ciudad más grande del país, en un espacio universitario que es el lugar ideal para acercar al público a la colección y al arte contemporáneo de México”, aseguró Martínez Estrada.

De manera paralela a la exposición habrá actividades educativas, como el taller llamado “(De) claro territorio”, en el que se abordarán los principios del ajedrez a partir de la pieza Horses running endlessly, de Gabriel Orozco, que forma parte de la muestra, así como recorridos guiados.



Nota publicada en la edición 978


Otros temas de interés

15 / Octubre / 2018

8 / Octubre / 2018

1 / Octubre / 2018

27 / Agosto / 2018

13 / Agosto / 2018

13 / Agosto / 2018

9 / Julio / 2018